Infórmate Diario

 

Miércoles, 23 de octubre de 2019 | Año XIX | No: 6903 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 11:11 PM CDT, Oct 23, 2019
eszh-CNenfrdejapt

Raperos mantienen la tradición ambulante

  • Escrito por Ernesto Alvarez
  • Publicado en Reportaje

México.- “Vamos a jugar un juego, yo les doy rimas y ustedes nos dan dinero”, dice siguiendo el beat Escarlata, un joven rapero de 18 años que canta saltando entre los puestos del tianguis. Él es una de las miles de personas que robustecen el sector de trabajo informal, que en México ocupa al 60% de la población, según la Encuesta de empleo del Instituto de Estadística.

Sicario mc (que en el rap significa “maestro de ceremonias”) participa también de esta escena. Es un estudiante que por las tardes, se dedica a pedirle una palabra a los transeúntes, que dicen cosas como “papa”, “caballero” o hasta “dark night” (un capítulo de la saga de Batman) para devolvérselas en forma de rima.

“La primera vez que fui al genere (a trabajar) en Bellas Artes, fue porque un amigo necesitaba dinero y me llevó. Nos salió muy bien, en el primer show nos dieron 50 pesos en tres minutos. Aunque hay veces no nos dan nada”, dijo Sicario mc.

“Rapear podemos, es parte de la libertad de expresión, pero no podemos pedir dinero. Los policías no nos dejan vivir del rap”, agregó el joven.
Desde grandes operativos hasta pequeños grupos de policías, todos sienten la legitimidad de correr e intimidar a estos cantantes, para luego extorsionarlos por dinero.

“En (el Palacio de) Bellas Artes o cualquiera de las plazas, si te agarran los policías, te piden dinero y se van. O de plano te mandan al ministerio público sin decir nada y hay que pagar una multa o estar un día encerrado”, explicó uno de los raperos.

“Es más complicado ser rapero que vendedor porque tenemos la bocina y hacemos ruido”, dijo Escarlata. “Nosotros no podemos terminar como si nada, tenemos un show de dos o tres minutos, durante los que uno tiene que cuidar que no venga nadie, mientras el otro sigue con el show”.

 Trabajo informal

Más de 30 millones de mexicanos sobreviven cotidianamente del empleo informal. Según el Inegi (Instituto de Estadística), representan el 59.6% de los trabajadores del país. En la capital, son 1,299,492 personas.
El “genere” como le llaman estos raperos al sustento que consiguen de sus rimas, es la base económica de muchos hogares. Aunque las opciones de dónde “generar” son limitadas.

 Según explicó Escarlata: “En Tlalpan, la línea de camiones morados te cobra por trabajar. Te dan tu playera con gafetes y tienes que dar una cooperación cada semana. Si no traes tu playera, no te dejan subir”.

Aunque en las plazas públicas se junte naturalmente la gente, el mejor escenario es el Metro de la Ciudad de México, aunque no para todos. Escarlata pasó encerrado primero de enero, tras ser detenido por cantar en el metro y ya “lo tachó de su lista”

 Mi vida rap

El Metro es, en cambio, el ámbito de Wason: “Buenas tardes mi gente, vengo a ganarme una moneda honradamente trayéndoles a sus oídos, unos temas de rap pandillero mexicano, 100% originales”, dice sobre la base que emiten sus bocinas, desde las que suenan los primeros acordes de su “rola” llamada “Mi Vida Rap”, retumbando en la oscuridad y el calor del sistema subterráneo de trenes eléctricos.
“Cholo”, le dicen sus colegas vagoneros, que venden de todo por diez pesos. Wason lleva ocho años cantando bajo la tierra, trabajo con el que mantiene a su familia: “Uno vive al día, si no trabajo, no hay comida para el día siguiente”, explicó.
Sus temas van desde las letras “bien locotas, otras más de la vida y el amor”, explicó. Él llegó a los vagones al quedarse sin trabajo, después que un amigo le sugiriera que usara su talento para el rap en el Metro, que sólo tendría que dar una cooperación semanal para hacerlo. Wason aceptó y desde entonces no ha salido de aquí. El problema, siempre, es la policía.

“Llegan los móviles y bajan en grupos. Se la saben porque se pone uno en cada puerta y pues, así ¡ni para dónde correrle! Te llevan al ministerio público y tienes que pagar 200 varos (pesos) o estar 8 horas en el Torito (cárcel temporal) a veces te roban y te quitan las cosas, pero mi bocina me costó mucho”, explicó Watson.

Para el “Cholo”, lo único que logran con perseguirlos en el metro es orillarlos a la delincuencia. “No sé qué les afecta, dicen que estamos haciendo mal, pero al final los que nos corretean también viven de nosotros. Ni modo que no les llegue una chuleta (dinero) de lo que todos los vagoneros pagamos”, apuntó el rapero.
Los tres consultados para este texto coincidieron en lo mismo: el rap se hace por convicción, dónde sea. Y también, que ellos se sienten parte de una tradición ambulante, que se renueva en cada generación que se ve condenada a sobrevivir en el reino de la precariedad laboral.

Modificado por última vez enLunes, 10 Junio 2019 12:40

Reportajes

Imperio Alpha oferta “packs” de menores

Por Mesa de Redacción

Por Gerardo Avendaño México.- Videos y fotografías eróticos y pornográficos de menores de edad han sido...

Acaba leyenda negra del Penal del Topo Chico

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey, 30 Sep .- Cerró oficialmente el Penal del Topo Chico, una de las penitenciarías...

Los rostros de los desaparecidos en la Ciudad de México

Por Ernesto Álvarez

México.- Braulio volvió de la escuela y, como hacía diariamente al caer la tarde, acudió al...

Una cata de ‘mota’ para difundir la cultura canábica

Por Ernesto Alvarez

México.- En la Ciudad de México se multiplican los espacios que defienden el uso lúdico...

Sequía en Cuatro Ciénegas por mala administración

Por Flor Goche

Cuatro Ciénegas, Coah.- Organizaciones ambientales e integrantes de la comunidad científica han alertado sobre el...

Cuando el silencio tomó las calles de la Ciudad de México

Por Yaremi Escobar

México.- En una ciudad que no duerme, donde la prisa, las marchas y el ruido estrujante...

Apuntan hacia una democracia menos onerosa

Por Lucía Calderón

* Presidente y académicos coinciden en necesidad de reducir presupuesto a partidos México.- Tanto el presidente...

Proyecto Chapultepec sin dirección ni rumbo

Por Luis Galindo

México.― En medio de cuestionamientos por no haber extendido una convocatoria pública a la comunidad...

Activistas en México: morir por una causa

Por Flor Goche

México.- El asesinato de activistas como mecanismo de represión perdura en México y el principal...