Viernes, 06 de diciembre de 2019 | Año XIX | No: 6946 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru
A+ A A-

Los rostros de los desaparecidos en la Ciudad de México

  • Escrito por Ernesto Álvarez
  • Publicado en Reportaje

10 2

México.- Braulio volvió de la escuela y, como hacía diariamente al caer la tarde, acudió al paradero del metro Pantitlán para ayudarle a su madre a cerrar el puesto de tortas con el que se sostenía la familia. Esa tarde, entre los autobuses y la lluvia que arreciaba, le avisó a su madre en lenguaje de señas -que aprendió con sus abuelos sordos-, que regresaría rápido. Hoy, después de esa tarde del 28 de septiembre de 2016, el joven que entonces tenía 13 años continúa desaparecido. 

A tres años de su desaparición, el rostro de Braulio Basilio Caballero ha quedado estampado en la calle Jaime Torres Bodet, junto a la primaria y secundaria de la colonia Adolfo López Mateos, a tres cuadras de la terminal del Mexibus-Pantitlán. Lugar donde fue visto por última vez.

Esto gracias a que, a inicios del presente año, los padres de Braulio hicieron contacto por redes sociales con una abogada y con el colectivo “Hasta encontrarlxs CDMX” conformado por familias de desaparecidos en la Ciudad de México, y que, debido a la nula visibilidad de estos casos, decidieron aceptar la propuesta de un artista del grafiti para plasmar los retratos de los ausentes en muros cercanos a dónde fueron desaparecidos.

Buscando solos

 

“Lo recuerdo tranquilo ese día, contento, incluso emocionado. Llevaba una sudadera azul cielo con rayas horizontales negras, con capucha, pantalón de mezclilla y tenis negros. Como estaba lloviendo, lo apresuré para que se dirigiera con su madre a ayudarle en su trabajo”, relató a Notimex Miguel Basilio, el papá de Braulio, sobre el miércoles 28 de septiembre de 2016. 

Desde que Braulio desapareció, su familia dejó el hogar que tenían en Nezahualcóyotl, sus padres cambiaron de trabajo e iniciaron el viaje por la búsqueda de su hijo. Han caminando por cada rincón de las alcaldías Venustiano Carranza e Iztapalapa, han tocado puertas en la justicia de los municipios de Neza, Chimalhuacán y Chalco; y a la par, siguen generando el sustento de una familia de tres, una familia incompleta. 

“Teníamos que repartirnos, unos a trabajar y otros a buscar”, ya que, después de que levantaron la denuncia en Capea, sólo recibieron el foto-volante con la cara de su hijo y salieron a volantear. Además, el padre de Braulio, asegura que les fue asignado un policía de investigación con quien la comunicación fue nula. “Nosotros nos concentramos en la búsqueda, pensando que la institución iba a hacer algo y nos notificaría. Pero en agosto de 2017 nos llamaron para decirnos que como no había línea de investigación, se iba a cerrar la carpeta”. 

Intentaron sin éxito que las televisoras se interesaran en su caso sin éxito. “Incluso para nosotros fue muy difícil volantear en la zona porque los mismos policías los quitan. A mí me sacaron de la línea 9 por pegar boletines de búsqueda de mi hijo”, explicó.

El Colectivo les ayudó a encontrar asesoramiento legal por primera vez en marzo de 2019, y gracias a la presión y exigencias de su abogada, el 16 de abril de este año se activó la alerta Amber y se reabrió una carpeta de investigación. Sin embargo, poco se ha logado desde entonces. 

Un mural por cada persona desaparecida

Dan Silva es el muralista que le propuso al Colectivo pintar los rostros de sus desaparecidos, todos jóvenes, todos en la ciudad, todos sin una respuesta contundente de la autoridad para su búsqueda y localización. 

Silva considera importante que los artistas se vinculen con los graves problemas que aquejan a México y busquen una manera de colaborar. 

El colectivo “Hasta Encontrarlxs CDMX” está conformado por cinco familias, cada una de las cuales tiene ya pintado un mural. A Viviana Garrido la vieron por última vez cerca del metro Ermita; a Pamela Gallardo en el metrobús La joya; a Mariela Díaz en metro Iztapalapa; a Sarahí López en el metrobús Casas Alemán; y el quinto, el de Braulio, ya se elaboró en las inmediaciones del metro Pantitlán. 

“Es devastador vivir con una ausencia. Sí que pesa, uno se lamenta día con día, no hay tranquilidad y llega un momento en que todo estalla. Si hemos logrado resistir y estamos juntos es gracias a mi hijo, que a pesar de su ausencia nos mantiene unidos a todos”, mencionó el papá de Braulio con la pintura fresca de fondo, con la imagen de su hijo desaparecido.

Reportajes

Migrantes LGBTIQ de El Salvador, entre la vida y la muerte

Por Javier Lira

Tapachula, Chis.- Unos 13 integrantes de la Comunidad Lésbico Gay Bisexual, Transexual, Intersex Queers (LGBTIQ)...

“Aquí todos saben que somos trabajadoras sexuales transgénero”; La historia de Carmen, en la Roma

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- Carmen espera el paso del último tren en la estación Chilpancingo del Metro. Es...

Protesta, ira y diamantina

Por Agustín Lozano /Foto: Isaías Hernández

México.- La protesta en el Metrobús Insurgentes de la noche del 16 de agosto donde llovió...

Coyotes, extorsiones y muertes por acuerdo migratorio México-EUA

Por Janetzin Rodríguez-THE EXODO

México.- El acuerdo migratorio entre los gobiernos de México y Estados Unidos, en menos de un...

Comunidades indígenas, aún invisibles en la Ciudad de México

Por Mriangel Calderon

* De 68 lenguas originarias que hay en el país, 55 se reproducen en la...

Tatuajes baratos, un peligro para la salud

Por Susana Hernández Valles

México.- En los últimos años, la industria del tatuaje ha aumentado y se ha vuelto...

El dinero no alcanza, todo está muy caro

Por Teresa Velasco Ambrosio

México.- Las nubes obscuras presagian una fuerte lluvia por esta zona del oriente de la...

Un año de gobierno de AMLO, desde la óptica de analistas y empresarios

Por Mesa de Redacción

México.- Aunque analistas financieros y empresarios ven aspectos positivos y negativos del primer año de...

El Oro, una estampa del México minero en nuestros días

Por Arturo Monroy Hildegarde

El Oro, Mex..- Testigo de un glorioso pasado minero, el pueblo mágico de El Oro...