Sábado, 28 de marzo de 2020 | Año XX | No: 7059 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

La masacre de Allende, Coahuila, una herida abierta

allende coahuila

México.- La masacre de Allende, Coahuila, continúa en el misterio, porque hasta hoy se desconoce dónde están las víctimas que fueron arrancadas de sus hogares aquel 18 de marzo de 2011.

Desde las 18:30 horas del día citado, por lo menos 60 sicarios del cártel de Los Zetas, tomaron por asalto el pueblo entero ubicado a 60 kilómetros de la frontera con Estados Unidos diezmando a su población, sus acciones se enfocaron principalmente en el rancho “Los Garza”.

En las siguientes 48 horas de ese día, se habla de que 42 personas fueron desaparecidas, pero los lugareños que vivieron esa noche de terror, aseguran que fueron más de 300 las residentes “levantados” por el Cártel de Los Zetas. Desafortunadamente la fiscalía centra su investigación en sólo 26 personas.

Al menos así lo documentó el prestigiado investigador de El Colegio de México Sergio Aguayo quien, junto con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, dieron a conocer lo que realmente ocurrió en el municipio de Allende, Coahuila.

Como responsables de la masacre y desaparición aparecen los hermanos Miguel Ángel (Z-40) y Omar Treviño Morales (Z42), exlíderes de Los Zetas y quienes ahora están detenidos.

Según el estudio de Sergio Aguayo, los hermanos Treviño Morales fueron quienes dieron la orden de perpetrar la masacre porque pensaban que dentro de su organización había tres traidores, quienes presuntamente estaban colaborando con las autoridades de Estados Unidos.

Para Miguel Ángel y Omar, los traidores se habían apoderado de 10 millones de dólares en ganancias producto de la venta de drogas, y los sospechosos eran Alfonso “Poncho” Cuéllar, Héctor “El Negro” Moreno y Luis “La Güiche” Garza.

La versión señala que tras el ataque y desaparición forzada de cientos de pobladores, quedó en evidencia la colusión de Los Zetas con las autoridades locales, pues los 20 policías municipales recibieron la orden de no salir a patrullar.

Los uniformados, además, fueron instruidos por sus superiores a no responder a los llamados de auxilio de la población, así es que los teléfonos de la comandancia no dejaron de sonar infructuosamente por largas horas.

La investigación dejó al descubierto que en el operativo de Los Zetas participaron elementos de la Policía Municipal, ya que muchos de las víctimas o “levantados” fueron subidos a golpes a las patrullas policiacas.

EL RANCHO DE LA MUERTE

Se estableció que la mayoría de los desaparecidos fueron llevados uno a uno, o en grupos, durante todo el fin de semana hasta el rancho de la muerte, donde fueron ejecutados.

Los habitantes de Allende vivieron una noche de terror y antes del anochecer de aquel 18 de marzo, las casas fueron vandalizadas, baleadas e incendiadas, pero antes de arrojarles lumbre incitaron a la población a saquear las viviendas de los ahora desaparecidos.

Aquella noche fue un verdadero infierno en el rancho de la muerte (rancho de Los Garza), donde los sicarios habían asesinado a decenas de personas. Se dice que después de ejecutarlas, apilaron los cuerpos y los rociaron con gasolina para prenderles fuego.

Los cuerpos ardieron durante toda la noche y los propios miembros del grupo delictivo se encargaron de alimentar el fuego utilizando gasolina, convirtiendo esa bodega en una hoguera macabra.

Entre las víctimas de esa noche infernal había niños, niñas y personas de la tercera edad. “Los Zetas agarraron parejo”, señala uno de los testigos en el informe de Sergio Aguayo.

La masacre fue tan brutal que es comparada con la de los 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en aquel horrendo agosto del año 2010, cuando Los Zetas se separaron del Cártel del Golfo y comenzaron una guerra sin cuartel a fin de controlar los territorios para el trasiego de droga.

Pero la historia no termina ahí; tuvieron que pasar siete años para emitir una recomendación y ocho para que el gobierno pidiera una disculpa pública, la cual se llevará a cabo en próximos días.

Pero lo que no queda claro para las autoridades investigadoras, es que fue lo que ocurrió realmente aquel fatídico 18 de marzo del 2011, y dónde están los restos de las personas desaparecidas.

En Allende sólo quedan los vestigios del peor ataque a una población civil en los últimos años, y como muestra están las casas y residencias, las cuales fueron atacadas a balazos e incendiadas, pero de los desaparecidos, curiosamente no se sabe nada.

 

 

/ALD/AEG

Modificado por última vez enViernes, 28 Junio 2019 07:01

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

“En cuarentena sin ingreso económico”: testimonios de Italia

Por Samuel Cortéz Hamdam

México.- El jueves 19 de marzo será recordado como un día negro en la historia...

Grupo Relámpagos del Estado de México ayuda a salvar vidas desde el aire

Por Gerardo Avendaño

Toluca, 11 Mar .- La Unidad de Rescate Aéreo del Estado de México, Relámpagos, es...

La triste historia de “El Black”

Por Agustín Lozano y Javier Lira

México.- La cofradía en un picadero, puede llegar a ser tan leal como letal. Los...

Raperos mantienen la tradición ambulante

Por Ernesto Alvarez

México.- “Vamos a jugar un juego, yo les doy rimas y ustedes nos dan dinero”...

Gas pimienta e inmovilizadores, armas de doble filo ante intento de secuestro

Por Mariángel Calderón

México.- Inmovilizadores eléctricos que parecen brillantes labiales, diferentes envases de gas pimienta y hasta navajas...

El Ceibo: la frontera del retorno

Por Ernesto Alvarez

México.- Aunque el principal despliegue de la Guardia Nacional como cuerpo de fuerza para detener...

El fuego en Notre Dame encendió luces de alerta en México: Diego Prieto

Por Mesa de Redacción

* El director general del INAH asegura que la institución fortalece sus protocolos de prevención...

Una cata de ‘mota’ para difundir la cultura canábica

Por Ernesto Alvarez

México.- En la Ciudad de México se multiplican los espacios que defienden el uso lúdico...

Dejar los tacos, uno de los sacrificios de Toño, el Jesús de Iztapalapa

Por Mariángel Calderon

México.- El limón y la salsa picante escurriendo por un taco de pastor es uno...

Niños explotados, realidad cotidiana en la Ciudad de México

Por Raúl Adorno Jiménez

México.- En las familias más pobres del país, los niños terminan como pilar de la...

Balseros, transportadores de esperanzas

Por Mesa de Redacción

Tecún Umán.- Le dicen “el Pichi”, pero se llama Ulises y transporta sueños, personas que...

¿Salario mínimo?, ¿qué es eso..? Lucha por sobrevivir en la Ciudad de México

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- De su monedero desgastado por el uso, doña Gloria saca unas monedas para pagar...

Mont-Tremblant, entre la fantasía y la aventura extrema

Por Alejandra Pérez Bernal. Enviada

• En Quebec podrás hallar experiencias únicas • Trineos jalados por perros, lagos congelados y spas...

Tía Trini comparte remedios, secretos y su pasión por las abejas

Por Lucia Lizárraga. Corresponsal

Tlaquepaque.- La Tía Trini ahora es una marca, pero hace 40 años era quien proveía...

La mujer que da mantenimiento a las torres de comunicación más altas del país

Por Norberto Gutiérrez

México.- Todos los días, Yaneth de los Santos sube hasta 70 metros para dar mantenimiento...

Red 5G, carrera por la supremacía tecnológica

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México.- Personalidades de la política internacional, como la líder demócrata Nancy Pelosi, dicen que China...

Los tatuajes: únicos e identitarios

Por Norberto Gutiérrez

México.- Con uso forense en la identificación de personas desconocidas, desaparecidas o privadas de la libertad...

Chignahuapan: Pueblo de la eterna navidad

Por Yaremi Escobar

 México.- Enclavado entre los estados de Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, Chignahuapan es el municipio mexicano que...

Maximino mantiene viva la tradición de elaborar juguetes mexicanos

Por Hugo Pescador Pacheco. Corresponsal

Guadalajara.– El artesano Maximino Jacobo Apolinar, de 82 años de edad, suma ya 72 años...

La Habana, medio milenio de magia entre cambios y coyunturas

Por José Gabriel Martínez

México.- La Habana llega este 16 de noviembre al medio mileno sin haber perdido un...

Templo Mayor, el proyecto más importante de mi vida, destaca Eduardo Matos

Por Juan Carlos Castellanos C.

* A sus 77 años y más de medio siglo en la arqueología, mira hacia...

Huachicoleo, del alcohol adulterado al desfalco de Pemex

Por Roberto Noguez Noguez

México.- El robo de combustible o huachicoleo a Petróleos Mexicanos (Pemex) se volvió en los...

Santos y narcos

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

México.- El miedo es una emoción de la que ningún ser humano está exento. Cuando...

Ángel de la Independencia y sus restauraciones en 109 años de historia

Por Norberto Gutiérrez

México.– En sus 109 años de historia, la estructura, cimentación y esculturas del Ángel de...

Protesta, ira y diamantina

Por Agustín Lozano /Foto: Isaías Hernández

México.- La protesta en el Metrobús Insurgentes de la noche del 16 de agosto donde llovió...

Aseguradoras en México lidian hasta con suplantación de cadáveres

Por Mesa de Redacción

México.- "Viudas negras", muertes falsas y hasta suplantación de cadáveres son algunos de los retos...

Bazar Cuauhtémoc de antigüedades, un homenaje a la nostalgia

Por Mesa de Redacción

* Lo que para algunos es basura, para otros es un verdadero tesoro Por Claudia Pacheco...