Infórmate Diario

 

Jueves, 27 de junio de 2019 | Año XIX | No: 6784 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 2:54 AM CDT, Jun 27, 2019
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

La huella de carbono digital: internet también ensucia el planeta

  • Escrito por Mesa de Redacción
  • Publicado en Reportaje

carbono
San Francisco.- Aunque apaguemos la luz y desenchufemos los aparatos eléctricos, cada uno de nosotros contribuye sin darse cuenta al calentamiento global, pues cuando enviamos un email, damos un like, navegamos en internet o wasapeamos, estamos dejando una huella de carbono digital.

María es una universitaria que, como la inmensa mayoría de la población alrededor del mundo, utiliza la tecnología diariamente para mantenerse en contacto con otras personas, obtener todo tipo de información, escuchar música, ver videos, guardar imágenes, documentos, y un largo etcétera.

Esta mañana antes de salir de casa consultó el calendario escolar en la página de la universidad para corroborar las fechas de exámenes, y de camino a la escuela desde su teléfono inteligente envió saludos a sus amigos a través de las redes sociales, sin pensarlo María generó una porción de dióxido de carbono (CO2).

Es habitual ver a personas manipulando su teléfono inteligente en una multiplicidad de sitios, gracias a los datos móviles, pero cada tuit, comentario o búsqueda en internet emite una pequeña cantidad de CO2, y aunque usualmente no lo asociamos con daños ambientales, constituye una huella de carbono digital.

Cuando pensamos en el cambio climático, nos centramos en las principales fuentes emisoras de carbono como las industrias petroleras y mineras, así como el transporte y los autos particulares que emiten enormes cantidades de gases, pero rara vez apuntamos a las tecnologías informáticas.

La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero, que causan el calentamiento global, emitidos por la acción directa o indirecta de los seres humanos, así la huella de carbono digital es la producida por el uso de laptops, computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas e infraestructura como centros de datos y redes de comunicación.

La contaminación que produce el uso de la tecnología se debe al consumo de electricidad, que en gran parte es generada por medio de gas o combustóleo que al procesarse producen CO2, y aunque hay métodos alternativos para producirla, como paneles solares o energía eólica, éstos son insuficientes.

El consumo de energía es gigantesco tanto por el uso de los dispositivos individuales como por los centros de datos de empresas como Google, Microsoft, Yahoo y Facebook, que cuentan con algunos de los más grandes del mundo, los sistemas operativos móviles como iOS y Android, y millones de aplicaciones.

Un informe reciente de Gartner, compañía estadunidense de investigación de las tecnologías de la información, señala que las computadoras y monitores representan “alrededor del 40 por ciento de la demanda total de energía y el 0.8 por ciento de las emisiones globales de CO2”.

“La energía que se necesita para enviar un tweet genera 0.02 gramos de CO2. Con 500 millones tweets enviados diariamente, se genera un total de 10 toneladas métricas de CO2 por día”, según TweetFarts, la calculadora de huella de carbono de la red social Twitter.

Google refiere que los buscadores emplean alrededor 0.0003 KW/hora de energía para responder una sola consulta, es decir, 0.2 gramos de CO2, así que imaginemos la cantidad de contaminación que se genera si se realizan millones de consultas por día.

El diario The Washington Post precisa, citando datos del libro de Mike Berners-Lee, “La Huella de Carbono de Todo”, que el correo electrónico no deseado produciría 0.3 gramos de CO2, uno regular emitiría 4 gramos y uno con un archivo adjunto produciría 50 gramos.

Debido a que la cantidad de usuarios de internet alcanza niveles récord cada año, la situación ya ha suscitado preocupación por el impacto del uso de las tecnologías de la información en el medio ambiente.

Un estudio publicado en el Journal of Cleaner Production indica que se espera que el uso de la tecnología contribuya a la huella de carbono global desde el 1 por ciento que se registró en 2007 a 3.5 por ciento para 2020 y 14 por ciento en 2040, que es más de la mitad de la relativa al transporte en el mundo.

Por ello, grandes empresas como Google, Apple y Twitter ya trabajan en reducir, lo más posible, su huella de carbono digital, pues además de realizar sus propios conteos de emisiones, han desarrollado programas para que sus servidores funcionen basados en energía limpia, como la eólica, por ejemplo.

A nivel individual, los expertos recomiendan entre otras cosas reducir en lo posible el tiempo de uso de los dispositivos con acceso a internet, principalmente los teléfonos inteligentes, y evitar la adquisición apresurada de nuevos modelos, porque ello además produce residuos innecesarios y excesivos.

Usuarios y proovedores de tecnología deben tener consciencia de la contaminación que se está generando, y adoptar medidas para reducir el consumo de electricidad como un primer paso para disminuir la contaminación a nivel global.

En reciente entrevista, el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, destacó que el mundo va a "una transición hacia una economía en la que tenemos que avanzar en la descarbonización".

Puntualizó que es necesario "reducir las emisiones y trabajar en procesos de energía limpia, movilidad sostenible y trabajar con nuevos materiales que nos van a permitir ser más eficientes y reducir las emisiones".

 

INFOMX/NTX/I/VRR/SBE/
Modificado por última vez enViernes, 07 Junio 2019 17:06

Reportajes

Aseguradoras en México lidian hasta con suplantación de cadáveres

Por Mesa de Redacción

México.- "Viudas negras", muertes falsas y hasta suplantación de cadáveres son algunos de los retos...

Aylan y Valeria, dos historias estrujantes de la migración

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

México.- Sus cuerpos inertes yacen boca abajo sobre el agua. Ellos no tendrían que estar...

Migrantes LGBTIQ de El Salvador, entre la vida y la muerte

Por Javier Lira

Tapachula, Chis.- Unos 13 integrantes de la Comunidad Lésbico Gay Bisexual, Transexual, Intersex Queers (LGBTIQ)...

Sin migración, comunidades del río Suchiate mueren

Por Gerardo Avendaño. Enviado

*El despliegue de la Guardia Nacional para contener a los migrantes indocumentados afecta al comercio...

En Lomas Taurinas, Colosio sigue “vivo”

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Tijuana, BC.- “La gente salió huyendo, mirándome enojados, toditos asustados, comenzaron a gritar: ¡Huye, José...

Migrantes a la espera de visa humanitaria en Chiapas

Por Norberto Gutiérrez

«¿Tú crees que yo tenga oportunidad aquí?», es la pregunta que un profesor haitiano hace...

Clausuran obra, desperdiciaba 5 millones de litros de agua al día

Por Eliana Gilet

México.- Después de años de pelea sin respiros, la Asamblea de los pueblos, barrios, colonias...

Auge de sectas y grupos religiosos, un fenómeno del ser humano que busca identidad

Por Mesa de Redacción

Crisis de iglesias tradicionales alimenta auge de sectas México.- El creciente auge que hoy en día...

Convierten a Rosarito, Baja California, en el Hollywood de México

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Playas de Rosarito, BC.- Desde hace décadas, Playas de Rosarito se convirtió en el destino...