Infórmate Diario

 

Sábado, 21 de septiembre de 2019 | Año XIX | No: 6870 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 5:25 AM CDT, Sep 21, 2019
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

Inconsciencia vial, Primero yo y luego yo

  • Escrito por Rober Díaz
  • Publicado en Reportaje

cruz rojaMéxico.- En México, se registraron en 2018 cuatro mil 227 muertes en accidentes automovilísticos y se reportaron poco más de 89 mil heridos, una cifra para nada insignificante si pensamos que las muertes por accidentes automovilísticos ocupan la novena posición en el mundo. 

Pero no sólo la carretera y los bólidos son las principales causas de muerte: las enfermedades cardiovasculares, respiratorias, el cáncer y la diabetes son los otros gestores por los que la mayoría de las personas transitan hacia el más allá. 

Todos estos padecimientos atacan de diferentes formas y no es predecible si un desenlace fatal llegará de forma súbita o se convertirá en una dolencia que obligará al paciente a ir al hospital. 

El número de ambulancias en la Ciudad de México permite que el promedio de tiempo de llegada a algún incidente sea de 40 minutos, aunque lo ideal sería que llegaran de 10 a 20 minutos. Así, no han sido aislados los casos en los que, gracias a esa demora, haya muerto quien por algún motivo debió ser trasladado con urgencia para ser atendido. 

Sin embargo, dentro de las ambulancias se vive otra microrealidad: poca ternura, mucha temeridad, practicidad y, sobre todo, una incertidumbre que se convierte en sudor frío: ¿quién te dará el paso en esos momentos? ¿Quién dejará de dudar que llevas a una persona ahí muriendo? 

Alfredo "Maromas" es voluntario de la Cruz Roja desde hace 25 años y Noé ya cumplió 36 como voluntario y cinco de operador. Entre las sirenas y el caos citadino, hacen base en las inmediaciones del Estadio Azteca. Desde hace cinco años trabajan juntos y desde entonces comparten el turno de la noche los días lunes, miércoles y viernes de 8 am a 8 pm; los martes, jueves y sábados laboran turnos de 24 horas en un hospital privado. 

“Ayudar es evitar que la calamidad llegue para nosotros mismos, por eso la ahuyentamos laborando en el bien ajeno”, señaló Alfredo, quien en 2009, cuando se dirigía con otros dos paramédicos a atender a un ciclista que había sufrido un accidente en la calle Álvaro Obregón de la colonia Roma, antes de cruzar Insurgentes y luego de que un policía le diera el paso, fue impactado por un automovilista distraído. El choque provocó que una de sus piernas quedara prensada entre el asiento y la puerta. Entonces dejó de ser un primer respondiente y se convirtió en una persona en condición de emergencia. 

Por su parte, Noé ha estado involucrado en 10 accidentes ocasionados por conductores imprudentes, pero el que más recuerda es uno sufrido en 1983 en la carretera México-Pachuca, junto a su jefe de servicio y otro compañero. En el retorno que está a la altura de la colonia CTM, con dirección hacia el sur de la capital hidalguense, antes de cruzar de los carriles de alta velocidad a los de baja y asegurarse de que podía pasar, un automovilista, en completo estado de ebriedad y con las luces de su auto apagadas, los impactó. El choque los hizo girar y perder el conocimiento, pero sobrevivieron a pesar del fuerte accidente. 

En México no existe una cultura vial desarrollada. Aquellos que se van tras las ambulancias buscando librar el tráfico poco entienden sobre la emergencia que puede estar sucediendo, sólo aprovechan un momento para librarse de la autoridad y burlarse de aquellos que se atreven a respetarla.

Siempre será un acto de venganza contra la autoridad. Ya sea por el entronizado prejuicio de pensar que no existe un accidentado en su interior o porque cuando todos se saltan las reglas, aquellas autoridades obligadas a cumplirlas también abusan de sus facultades y, por su perentoria necesidad de llegar a ayudar, no es válida tanto como urgencia de desacatar nuevamente.

Reportajes

Cuando el silencio tomó las calles de la Ciudad de México

Por Yaremi Escobar

México.- En una ciudad que no duerme, donde la prisa, las marchas y el ruido estrujante...

Apuntan hacia una democracia menos onerosa

Por Lucía Calderón

* Presidente y académicos coinciden en necesidad de reducir presupuesto a partidos México.- Tanto el presidente...

Proyecto Chapultepec sin dirección ni rumbo

Por Luis Galindo

México.― En medio de cuestionamientos por no haber extendido una convocatoria pública a la comunidad...

Activistas en México: morir por una causa

Por Flor Goche

México.- El asesinato de activistas como mecanismo de represión perdura en México y el principal...

Inconsciencia vial, Primero yo y luego yo

Por Rober Díaz

México.- En México, se registraron en 2018 cuatro mil 227 muertes en accidentes automovilísticos y...

Masacres, el sello de Los Zetas

Por Mesa de Redacción

Satillo.- La guerra entre carteles de la droga, así como el cobro de piso, han...

México, sin cifra oficial de desaparecidos

Por Norberto Gutiérrez

Por Flor Goche México, 29 Ago (Notimex).- En el tema de desaparición de personas en México...

Funcionario de Gobernación involucrado en escándalo de Cemex

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey.- En el proceso por presunto fraude en Cemex, por más de 100 millones de...

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...