Miércoles, 29 de enero de 2020 | Año XIX | No: 7000 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Diseños de Rigo Lewis marcaron un antes y después del Carnaval de Mazatlán

Mazatlán.- Nacido justamente un domingo 14 de febrero de 1935, fecha en la que el desfile del Carnaval recorría las calles de Mazatlán, Rigoberto Lewis poseía un don excepcional para crear carros alegóricos que marcarían durante 54 años, un antes y un después en la forma que se proyecta una fiesta y sus encantos hacia el exterior.

Este artista sensible, que conocía mucho sobre las épocas de la historia de la humanidad, decía que al diseñar se metía en un tipo trance -porque su droga era el café y el cigarro- para poder así recrear episodios históricos en plataformas de carrozas, así como afirmaba que había vivido en la época de los castillos, del Renacimiento y del Barroco.

Su gusto por elaborar figuras que relucieran y destacaran de otras celebraciones como esta, empezó cuando tenía 17 o 18 años, y era estudiante de la reconocida preparatoria Rosales, en donde fue compañero del pintor y artista plástico mazatleco, Antonio López-Sáenz.

En esa época, una de sus maestras a quien le llamaban “la Nana Ramírez”, quien impartía la clase de dibujo, le dijo que para la celebración del 20 de Noviembre quería que creara dos carros alegóricos. “Sí, tú puedes, porque como a ti te gusta mucho el dibujo”, le expresó la docente.

En entrevista, la sobrina del creador sinaloense, Ana Mariana Olivera Lewis, narró que para realizar su “tarea”, Rigo Lewis tomó cosas de la casa de su madre como sábanas y engrudo; hizo un carro alegórico del Iztaccíhuatl.

“Le dieron la plataforma e hizo el volcán sobre el carro alegórico, hace el otro y se gana el premio del primer lugar”, relató.

Sin embargo, pese a que tenía ciertos talentos que lo pudieron llevar a estudiar arquitectura o diseño, “mi abuelita, a quien él le decía Catalina La Grande, porque era la persona que lo apoyaba en todo, siempre quiso que fuera médico, por lo que estudió la carrera de cirujano dentista en la Universidad Nacional Autónoma de México”.

De ahí nace todo, aseguró, “era una persona que tenía mucha sensibilidad, sabía de todas las épocas y, por este motivo, se inspiraba en estos estilos, por eso sus diseños de carrozas reales casi siempre eran así, era la mitología con el estilo de la época, porque podría incluir la griega, persa y romana”.

Además, de todos los movimientos culturales y estilos artísticos como el Barroco, Renacentista, Gótico y, casi siempre su distintivo son caballos, leones, tigres, dragones, figuras mitológicas que son las que resguardan la carroza.

Como parte de su inspiración para las elaboradas creaciones, él se documentaba con el acervo de su biblioteca, en la que tenía por supuesto muchísimos libros.

Explicó que Rigo quería ir a Europa y conocer esos castillos que creaba, pero había un inconveniente: no podía volar, aunque quería ir por barco, siempre se quedó con las ganas de ir al Viejo Continente, aun así él entraba a los castillos, decía que en su otra vida estuvo en ellos.

Recordó que en una ocasión le hicieron unos exámenes “y, por eso, en el momento de diseñar, aparte tenía el coeficiente demasiado elevado que, con su sensibilidad, los conjugaba para elaborar esas cosas que hacía”.

Con estos atributos o dones y, con el paso del tiempo, el doctor, como también era conocido, fue perfeccionando la altura de sus creaciones y todo lo que se requería para imponer un estilo, añadió.

“Siempre tuvo esa visión de poner atención en cada detalle, era tan perfeccionista, que hasta en lo más mínimo estaba al pendiente y trabajaba de una manera que cada carro tiene su moldura específica para darle el estilo que lleva, la época y el diseño”, precisó.

Rigo Lewis, a quien llamaban de cariño así, siempre trabajó con un estilo muy notorio con materiales como papel maché, engrudo, ornamentación, glitter (diamantina) y oropel (papel oro), que al ponerlos en las carrozas dan esos brillos y destellos que en combinación con las luces producen un colorido muy especial.

En diciembre de 2013, le presentó sus diseños a su hermana Ana Isabel Lewis, le dice: “mira la carroza del 2014, que era las amazonas de Brasil, tiene que ser así con una altura de 16 metros y medio, yo ya tengo todo planeado, pero quiero de la plataforma principal hasta el trono, que es el remate de la carroza, debe tener esa altura con 400 plumas de avestruz”.

El primer día del año 2014, significó para su familia y los mazatlecos el inicio de una pérdida irreparable, debido al hecho de que este día sufrió un derrame cerebral, que desafortunadamente lo llevó a perder la vida el 9 de enero de ese mismo año.

Aunque dejó el trabajo que desarrollaba inconcluso, ya que estaba haciendo las cuatro carrozas principales, su familia se dio a la tarea de continuar con el proyecto para cumplir el compromiso que su tío tenía con los mazatlecos y el carnaval.

“A los meses de su muerte llega un licenciado a casa de mi mamá Ana Isabel Lewis, que nos dice que la única que puede tener el legado, estilo, diseños y el acervo fotográfico que poseía, más todos los diseños que servirán para más de cien carnavales, todo es de mi mamá”, subrayó Ana Mariana Olivera.

Añadió que en 2014 se decidió no seguir, porque “decíamos no podemos ser como él, es imposible superarlo en lo más mínimo, resulta que después del sepelio se había acordado que tal vez se iban a quemar muchas figuras, pero por cosas raras o del destino, recibimos un mensaje, tal vez son cosas que la gente no entienda, pero fue un tipo de comunicación de él donde nos decía que continuáramos”.

La familia está muy feliz y emocionada, agregó, aunque reconoce que es un compromiso muy grande, porque el Carnaval Internacional de Mazatlán es tan grande que su pueblo es muy exigente porque Rigo, “como le decíamos de cariño, lo hizo así, exigente, y si él se exigía, el pueblo lo hace, y está esperando su regreso espectacular”.

Expresó que ella y sus hermanas Ana Isabel y Adriana Georgina, desde muy niñas ya eran parte de esta fiesta, porque su tío las subía a las plataformas de las carrozas, y recuerda vivir al límite y en la locura el mes de febrero por los preparativos.

“Yo trabaje muchísimos años con él en lo de las molduras, en dirigir a las personas, en forrar, y siempre fue y será una satisfacción, aunque realmente es un alboroto que no puedo describir. Hay sobrinos, quienes se encargan de algo en específico, todos son profesionistas y están metidos en esto”, dijo.

Posteriormente, del 2015 al 2018, la familia Lewis quedó fuera de los diseños, sin embargo, este 2019 será un evento muy importante porque Rigo estará presente y su legado continuará.

Puntualizó que en esencia es él, son sus diseños, cada detalle, cada cosa como lo hacía, “pero nosotros vamos a sacar su legado con todas las ganas y todo el cariño del mundo, va a ir caminando delate de su carroza en espíritu” y, seguramente, ataviado con uno de sus trajes más elegantes, como solía hacerlo.

El doctor Lewis murió a los 78 años, pero siempre será recordado en la tierra que lo vio nacer, por haber sido el encargado de darle vida, color, magia y fantasía al Carnaval Internacional de Mazatlán por más de cinco décadas.

 

 

/LTS/AEG/TURISMO15

Modificado por última vez enLunes, 25 Febrero 2019 13:16

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Incubadora fortalece al talento de la moda para que su idea sea un éxito

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

  Guadalajara, 2 Mar .- Considerando que a Guadalajara se le conoce como “capital de la...

El gobierno es un mediocre: Adrián LeBarón

Por Lucía Calderon

La Mora, Bavispe, Sonora.- “El gobierno es un mediocre, están más jodidos que la chin...

El espíritu inútil: Bisteces contra guisados

Por Pablo Fernández Christlieb

México.- A los científicos, administradores e ingenieros les gustan las milanesas. A los poetas, pintores...

En Lomas Taurinas, Colosio sigue “vivo”

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Tijuana, BC.- “La gente salió huyendo, mirándome enojados, toditos asustados, comenzaron a gritar: ¡Huye, José...

Con rostros adormilados y una hora menos de sueño comienzan su día en el Metro

Por Adolfo Sánchez Venegas

México.- Empieza a clarear en la Ciudad de México y miles de personas con rostros...

Tía Trini comparte remedios, secretos y su pasión por las abejas

Por Lucia Lizárraga. Corresponsal

Tlaquepaque.- La Tía Trini ahora es una marca, pero hace 40 años era quien proveía...

Santos y narcos

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

México.- El miedo es una emoción de la que ningún ser humano está exento. Cuando...

INAH documenta cientos de artefactos arqueológicos hallados en Balamkú

Por Mesa de Redacción

* Es uno de los hallazgos más importantes para comprender la historia de Chichén Itzá México.-...

Famosas mexicanas, ¿qué fue de ellas tras ser playmates?

Por Norberto Gutiérrez

*Algunas se arrepienten, otras no, de haberse dejado seducir por la "revista del conejito" México.- Fue...

El Ceibo: la frontera del retorno

Por Ernesto Alvarez

México.- Aunque el principal despliegue de la Guardia Nacional como cuerpo de fuerza para detener...

Una cata de ‘mota’ para difundir la cultura canábica

Por Ernesto Alvarez

México.- En la Ciudad de México se multiplican los espacios que defienden el uso lúdico...

Convivir con Don Goyo, mejor que un temblor

Por Quetzali Blanco

México.- El Popocatépetl registró una explosión que provocó una fumarola de varios kilómetros que fue...

Construyeron viviendas en el Estado de México para el abandono

Por Mesa de Redacción

México.- A 54 kilómetros del centro de la Ciudad de México se localiza el municipio...

La masacre de Allende, Coahuila, una herida abierta

Por Agustín Lozano

México.- La masacre de Allende, Coahuila, continúa en el misterio, porque hasta hoy se desconoce...

La triste historia de “El Black”

Por Agustín Lozano y Javier Lira

México.- La cofradía en un picadero, puede llegar a ser tan leal como letal. Los...

Benito Juárez, siempre vigente en la defensa y soberanía nacional

Por Martha Cruz Rodríguez

*Palacio Nacional conserva objetos personales de su familia México, 19 Mar .- A 213 años de...

Delincuencia “asfixia” a productores de aguacate

Por Carlos Trejo Serrano

*Hasta 100 mil pesos se paga como “derecho de piso” en esa entidad y en...

Pirotecnia de Tultepec crea obras artesanales efímeras hechas de fuego

Por Gerardo Avendaño

Tultepec, Méx.- El conocimiento de física y química de los artesanos pirotécnicos de Tultepec, combinado...

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...

Tianguis Turístico, 44 años de hacer historia en México

Por Pamela Cruz

*Acapulco ha sido 36 veces sede del evento México, 1 Abr .- Con una historia que...

El expediente oculto: Caso Carlos Domínguez

Por Lucía Calderón

México.- Un expediente oculto pudiera dar el viraje a las indagatorias del asesinato del periodista...

Acaba leyenda negra del Penal del Topo Chico

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey, 30 Sep .- Cerró oficialmente el Penal del Topo Chico, una de las penitenciarías...

Centro de las Artes Indígenas preserva y difunde riqueza de El Tajín

Por Rocio G. Guzmán Mejía

Papantla, Ver..- A 20 años de su nacimiento, el Festival Cumbre Tajín celebra poder cosechar...

Imperio Alpha oferta “packs” de menores

Por Mesa de Redacción

Por Gerardo Avendaño México.- Videos y fotografías eróticos y pornográficos de menores de edad han sido...

Proyecto Chapultepec sin dirección ni rumbo

Por Luis Galindo

México.― En medio de cuestionamientos por no haber extendido una convocatoria pública a la comunidad...

Danza de los diablos, expresión afromexicana de siglos

Por Mesa de Redacción

México.- 'La danza de los diablos' es una expresión de siglos que crearon los pueblos...

La huella de carbono digital: internet también ensucia el planeta

Por Mesa de Redacción

San Francisco.- Aunque apaguemos la luz y desenchufemos los aparatos eléctricos, cada uno de nosotros...