Infórmate Diario

 

Viernes, 20 de septiembre de 2019 | Año XIX | No: 6869 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 8:01 AM CDT, Sep 20, 2019
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

Clausuran obra, desperdiciaba 5 millones de litros de agua al día

  • Escrito por Eliana Gilet
  • Publicado en Reportaje

México.- Después de años de pelea sin respiros, la Asamblea de los pueblos, barrios, colonias y pedregales de Coyoacán logró la suspensión de la obra que la empresa Quiero Casa tiene en la avenida Aztecas #215. La lucha empezó cuando los vecinos se percataron que la inmobiliaria había cavado tan profundo para construir tres pisos de estacionamientos subterráneos, que alumbró un acuífero. 

Sin embargo, la suspensión no respondió al “ecocidio” -como han bautizado al desperdicio de 5 millones de litros diarios de agua vertidos al drenaje- sino a que la inmobiliaria construyó más pisos que los permitidos por el programa de desarrollo urbano local.
El fuerte impacto que la extracción del agua subterránea tiene en la vida de la capital, como la aparición de socavones o la amplificación de los sismos, se miran secundarios si uno pone en primer plano la escasez de recurso del sistema hídrico que abastece a la Ciudad de México.

Parar la obra

Llueve a mares. Es 31 de agosto de 2017. Una pareja de ancianos (tienen 72 y 74 años) se comparten un paraguas, pero no se van. Esperan junto al resto, mientras los más jóvenes trepan las pancartas a los muros de la obra. “Ecocida”, dicen. Lo tienen calculado: la construcción desperdicia 5 millones de litros de agua por día.
“Estamos aquí por la defensa del agua, no por las casas”, dice Patricio, el señor de la pareja bajo el paraguas.
“Este es el pueblo de los Reyes, que fundamos hace 46 años. Cuando llegamos, sólo estaba el pedregal, los árboles y las víboras. Ni Aztecas ni varias de estas calles estaban, pero se fueron abriendo gracias a nuestro esfuerzo. Este barrio fue fundado por los vecinos”, dice.

Don Patricio explica a continuación que mientras la Asamblea logró parar la obra durante siete meses en 2016, la falta de bombeo diario hizo emerger un lago en el centro de la construcción. “Estaba bonito, hasta patos había ahí adentro” y despliega una sonrisa que recuerda que el diablo sabe más por viejo.
La obra se reanudó después que el plantón fue desalojado por la policía en la madrugada del 5 de diciembre de 2016. Lo retomaron nueve meses después, en la tarde lluviosa; pero la suspensión llegó hasta diciembre de 2018, luego de tres años de denuncias.
Los vecinos de la Asamblea bregan ahora por su clausura definitiva, que no ha llegado en los seis meses que llevan al frente las nuevas autoridades de la capital. La obra parece casi terminada, pero el daño subyace.

 Un acuífero somero

Al principio, la empresa decía que el agua que se juntaba en el predio (cuando sólo había un pozo excavado profundamente) se acumulaba por las lluvias diarias del verano.
Los vecinos tienen fotos del predio que permanecía inundado y relatan cómo para poder seguir trabajando, Quiero Casa debía drenar permanentemente el pozo. Primero con su intuición y luego con respaldo científico, pudieron probar que no, que tanta agua no podía ser sólo de lluvia. Tenían razón.
“Este es un tema grave, los ingenieros de la UNAM que han visto el problema, saben que el agua es legítima”, contó Patricio, el fundador.

Los vecinos indican que el acuífero fue descubierto en febrero de 2015, pero recién hasta el 30 de agosto de 2016 tuvieron la información científica que respaldó su intuición, cuando el Instituto de Geología de la UNAM presentó su reporte técnico sobre el origen del agua en el predio. 

Miguel Cancino, ex - Procurador Ambiental de la Ciudad de México (Paot) que atendió el caso, confirmó en entrevista que el agua que alumbra en la avenida Aztecas llega desde el cerro Chichinautzin, tras recorrer 32 kilómetros hasta Coyoacán, desde los límites de la Ciudad de México con el estado de Morelos.
“Efectivamente hay un acuífero somero en toda esta zona, que tiene las mismas características y abastece a los pozos”, dijo el anterior Procurador, que duró casi una década en el cargo. “El alumbramiento de agua en desarrollos inmobiliarios se da prácticamente en toda la ciudad, pero en esta zona es un tema importante y sensible”, agregó.

La Paot resolvió que el agua no puede desperdiciarse, pero su resolución no es vinculante, por lo que no ha logrado evitar que siga perdiéndose. Para eso encomendó a Sacmex que tomara las medidas necesarias. 

Después que las denuncias ciudadanas abrieran un espacio de diálogo con la empresa y las autoridades, se llegó a una serie de acuerdos que no se han cumplido cabalmente.
Para mitigar el daño ecológico al acuífero somero y buscar que el agua continuara su curso, la inmobiliaria presentó un plan de construcción adicional, llamado “proyecto cantera” que fue aprobado por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex). La Paot dio su aval a esta resolución “técnica” del conflicto.

Como parte de este arreglo, Quiero Casa aceptó rehabilitar dos de los pozos de agua de la zona, el Cantil y el Moctezuma; y “dotar de líquido a los vecinos de la colonia con una planta purificadora durante dos años”, a sugerencia de Sacmex. Ninguna de estas obras se ha concretado a más de dos años de haberse acordado. 

Luego de la clausura temporal de Aztecas #215 en diciembre de 2018, con el cambio de gobierno en la Ciudad de México, la Asamblea de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán abrió diálogo con las nuevas autoridades de medio ambiente para que retomen el caso y busquen la manera de revivir el acuífero somero.
A pesar de las evidencias del daño ecológico cometido, la empresa no ha sido sancionada.

Una asamblea permanente

En acuerdo con los policías, el plantón se instaló sobre el borde de la calzada, como si fuese un auto estacionado frente a la empresa, para que no obstruyese el paso de los vehículos por la avenida. Hay dos carpas, con cocina y mesas para trabajar. Está húmedo pero hay sol. El vapor del café caliente sale de una olla y aroma todo.
“Siempre están intentado buscar líderes, pero aquí la opinión de todos vale mucho, cada quien da su punto de vista sobre las acciones que se van a hacer. La gente ayuda, vienen y van; traen víveres. Están luego las asambleas” que hacen cada viernes por la tarde, según explicó una de las vecinas que cuidaba el fuego.
Patricia, otra vecina, lleva un año sumada a la lucha por el agua. “Ha sido toda una experiencia, de mucho conocimiento -dice- Creo que este es un movimiento legítimo, ciudadano y de sentido común y mis cinco sentidos no aceptan que a nadie le importe lo que está pasando”

Otro de los vecinos mayores, Don Ciro, proporcionó un dato valiosísimo: ese día, 1 de Setiembre, se cumplía otro aniversario de la “invasión” que parió este pedazo de ciudad que vemos alrededor. 

“Cuando llegué en 1971 había casitas de laminitas, de hules y plásticos. Llegaba la policía para sacar a todo mundo y en la Iglesia que está sobre eje 10 tocaban las campanas. Al tercer cohetón, ya tenían que salir todos. Eso duró hasta que se expropió el terreno. Luchamos 15 años para tener una vivienda digna pero al principio, parecíamos el festival de Avándaro, puro hippie porque así vivíamos, en puras chocitas”, dice Don Ciro, que no se ve ya hippie.
“Estaba yo joven, 24 años tenía, pero uno buscaba un pedazo donde vivir. Lo parcelamos con cintas de cien metros ¡por eso Santo Domingo está todo chueco!”
Don Ciro recuerda la falta de luz y agua, los dedos quebrados picando el pedregal, durante la faena a pico, marro y cuña.
“Aquí tengo mi vida, por eso le digo a mis hijos que hay que cuidarlo porque costó mucho. Pero dime, ¿tú crees que tenemos derecho a pelear por todo esto?”

Reportajes

Cuando el silencio tomó las calles de la Ciudad de México

Por Yaremi Escobar

México.- En una ciudad que no duerme, donde la prisa, las marchas y el ruido estrujante...

Apuntan hacia una democracia menos onerosa

Por Lucía Calderón

* Presidente y académicos coinciden en necesidad de reducir presupuesto a partidos México.- Tanto el presidente...

Proyecto Chapultepec sin dirección ni rumbo

Por Luis Galindo

México.― En medio de cuestionamientos por no haber extendido una convocatoria pública a la comunidad...

Activistas en México: morir por una causa

Por Flor Goche

México.- El asesinato de activistas como mecanismo de represión perdura en México y el principal...

Inconsciencia vial, Primero yo y luego yo

Por Rober Díaz

México.- En México, se registraron en 2018 cuatro mil 227 muertes en accidentes automovilísticos y...

Masacres, el sello de Los Zetas

Por Mesa de Redacción

Satillo.- La guerra entre carteles de la droga, así como el cobro de piso, han...

México, sin cifra oficial de desaparecidos

Por Norberto Gutiérrez

Por Flor Goche México, 29 Ago (Notimex).- En el tema de desaparición de personas en México...

Funcionario de Gobernación involucrado en escándalo de Cemex

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey.- En el proceso por presunto fraude en Cemex, por más de 100 millones de...

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...