Viernes, 06 de diciembre de 2019 | Año XIX | No: 6946 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru
A+ A A-

Barberías clásicas vs Barberías modernas (Barber shop)

  • Escrito por Alicia Fernanda Pacheco Guerrero
  • Publicado en Reportaje

México.- Al escuchar la palabra barbería, seguramente viene a tu mente la imagen de un poste con lineas rojas, blancas y azules que se encuentra al lado de la puerta de un local cuyos amplios ventanales permiten observar en su interior a un hombre con una bata corta blanca afeitando a un señor que lleva una barba de más de cinco días y enseguida limpiando la navaja en un pedazo de cuero, ¿No es así? Sin embargo, en los últimos años las barberías se han ido modificando en cuanto a concepto, percepción y, sobre todo, el servicio que éstas ofrecen.

Existen datos que indican la presencia de los barberos desde el antiguo Egipto, es decir hace mas de 4500 años. Se dice que la nobleza egipcia contaba con barberos que utilizaban herramientas como conchas de ostras o piedras afiladas para realizar su labor.

En la edad media, los barberos no solo realizaban cortes de cabello, sino que también curaciones menores, extracciones de muelas, atendían heridas superficiales causadas por armas blancas y después las cauterizaban, realizaban sangrías que es una práctica curativa antigua en la que se extraía la “sangre mala” de alguien enfermo a través de diferentes técnicas, entre otras cosas.

De hecho, los postes en forma de caramelo que giran continuamente fuera de estos locales eran símbolo de todo lo que se realizaba dentro de la barbería. Existen diferentes versiones acerca de lo que representa cada color, sin embargo, la más conocida indica que el color blanco representa los vendajes limpios usados en las cirugías, el rojo hace referencia a las vendas impregnadas de sangre que ponían a secar en postes de madera y el azul, que fue implementado posteriormente, representa las arterias de los pacientes.

Hacia el año de 1796 se aprobó una ley en la que separaban a los barberos de los cirujanos y sus practicas puesto que no tenían nada en común, sin embargo, los barberos continuaron utilizando el poste con las lineas rojas, blancas y azules como símbolo de identificación y a la fecha sabemos que estamos frente a una barbería con tan solo ver el poste tricolor que gira hipnóticamente.

Las barberías clásicas

“Las barberías eran más que un lugar donde cortaban el cabello y rasuraban la barba, eran el lugar en donde los hombres hablaban sobre su último asenso en la fábrica o los resultados de algún partido de futbol”, relata don Audemio Pérez, dueño de una barbería clásica ubicada en San Mateo Iztacalco.

Don Audemio explica que decidió abrir una barbería con el propósito de ofrecerle a los caballeros un lugar en donde al hacerles un corte de cabello y darles una afeitada pudieran estar siempre presentables en sus trabajos y ante la sociedad; sin embargo, dice que su local se convirtió en algo más que eso, puesto que muchos de sus clientes se volvieron grandes amigos y por muchos años él ha sido un confidente.

Cipriano Pérez, hijo de don Audemio expone que él creció con el oficio de ser barbero puesto que desde muy pequeño ya le ayudaba a su padre con el local. Cipriano cuenta que la barbería de su padre es la única en la zona, por lo tanto, tienen clientes constantemente. Actualmente, don Audemio se dedica a dirigir el negocio y su hijo Cipriano junto a Lisandro Chávez, empleado de la barbería, se encargan de realizar los cortes de cabello y rasurar a sus clientes.

barberia 2En las barberías clásicas se utilizaban navajas hechas de pasta fina o madera, peines hechos de hueso, brochas de pelo natural y limpiaban las navajas en un pedazo de cuero, sin embargo, a lo largo del tiempo, estos instrumentos se han ido retirando de las barberías y se han reemplazado por navajas de un solo uso (desechables), peines de plástico de diferentes medidas, brochas sintéticas y toallas de algodón para sustituir el cuero.

El trabajo de un barbero va más allá de saber utilizar una navaja y un peine, consiste en tener la capacidad de darle forma a una barba, entender y satisfacer al cliente, mantener toda el área de trabajo y los instrumentos en optimas condiciones de limpieza y ayudar a mejorar la apariencia de las personas con base en lo que requieren.

“Hace como 7 años, cuando empecé a trabajar aquí, don Audemio insistía en utilizar navajas de madera, pero lo convencí de que empezáramos a utilizar las desechables por higiene y bienestar de los clientes. Mi padre es cliente suyo y no busco quitar las formas de trabajo de este lugar sino mejorarlas”, afirma Lisandro Chávez.

 Las barberías modernas o “Barber shop”

Las Barber shop son barberías con un “Nuevo concepto” que se han implementado desde hace diez años aproximadamente en diferentes partes del mundo, sin embargo, en los últimos dos años las Barber shop se han puesto muy de moda entre los hombres de diferentes edades y principalmente las clases medias a altas.

Su “Nuevo concepto” consiste en modernizar el servicio tradicional de las Barberías clásicas implementando nuevas técnicas, no solo del cuidado del cabello y barba de los hombres, sino también la piel de la cara con ayuda de diferentes tratamientos, aceites y mascarillas en conjunto de exfoliaciones y masajes.

Isaac Reyes, barbero de “Expression, Barber shop” explica que las barberías están volviendo de moda ya que los hombres también quieren invertir en su apariencia y que últimamente están en búsqueda de productos destinados al mantenimiento y embellecimiento del cabello y la barba, sin embargo, también afirma que el nuevo concepto de las barberías atrae a hombres y mujeres por igual.

“Debido a que los cortes que manejamos en las Barber shop son modernos, hípsters y urbanos, recibimos comúnmente a hombres jóvenes, sin embargo, nuestros clientes también son adultos en búsqueda de un nuevo estilo y chicas que buscan “Algo diferente y alocado” en su cabello”, afirma Vianney Melgar, una lady Barber de la barbería “Expression”.

Las barberías modernas cuentan con zonas de espera para los clientes en donde dependiendo el local, podemos encontrar desde una pantalla con acceso a Netflix y YouTube, consolas de videojuegos, un futbolito o un costal de box hasta una gran mesa de billar, además de una barra en la que los clientes pueden consumir diferentes bebidas como agua, refresco, cerveza o jugo y algunos bocadillos como fruta, galletas o frituras.

“La misión de las Barber shop no es solo hacerles un corte perrón a los clientes y delinear o recortar su barba, sino que buscamos su comodidad, relajación y mejorar la apariencia de la piel de su cara. Entran con una cara y salen con otra totalmente, ya lo veras…”, afirma Emiliano Luna, empleado de “Los hooligan’s Barber shop”

Pareciera que realizan magia dentro de estos establecimientos, los clientes entran con un cabello desordenado, seco, una barba irregular mal cuidada y un par de ojeras demasiado marcadas y salen con un corte moderno y fresco, una barba bien definida e hidratada y una piel humectada y descansada.

Barberos clásicos contra barberías modernas

Hay una clara diferencia entre las barberías clásicas y las barberías modernas, no solo en cuanto a cómo se ven ambos locales, sino también en su ubicación, personal, materiales, tratamientos, y precios y los estilos de cortes que realizan.

Comenzando por la apariencia de los locales, las barberias clásicas conservan mucho del mobiliario antiguo, respetan la paleta de colores blanco, rojo y azul, cuentan con grandes ventanales y el establecimiento es pequeño ocupando solo una planta baja.

A diferencia de éstas, las barberías modernas o Barber shop, cuentan con un mobiliario inspirado en lo clásico, pero con adaptaciones modernas, los colores varían mucho dependiendo el local, las paredes cuentan con dibujos y cuadros bastante masculinos y rudos, en su mayoría los ventanales están polarizados por la parte de adentro y son establecimientos bastante grandes, con una planta baja y un primer piso.

La ubicación de las barberias clásicas y las modernas varía mucho. Las primeras, se encuentran comúnmente en calles cerradas de alguna colonia, forman parte de un complejo de casas u ocupan una pequeña parte de una gran avenida. Las segundas se encuentran comúnmente en plazas comerciales o en avenidas de mucho transito debido al tamaño del establecimiento.

En cuanto al personal de las barberías hay una diferencia considerable, puesto que en las barberías clásicas normalmente los que atienden y realizan los cortes y depilación son hombres, sin embargo, en las Barber shop podemos encontrar tanto barberos, como lady Barber’s (mujeres barberas) y ambos sexos desempeñan un trabajo extraordinario.

Los materiales que se emplean en ambos lugares tienen con una amplia diferencia puesto que las barberias tradicionales emplean tijeras, navaja, peines, brochas y toallas (materiales clásicos) y en las Barber shop utilizan los materiales clásicos e implementan máquinas de vapor (frio/caliente) y exfoliadores eléctricos.

Los tratamientos y precios van de la mano y también varían mucho del lugar al que los clientes asisten. Las barberias clásicas realizan cortes de cabello y rasurados de barba y bigote que van desde los $50 a los $100 y las Barber shop manejan diferentes tratamientos como: Corte de cabello, corte de cabello y barba, corte de barba y de ceja o delineado con navaja (cabello, barba, ceja) y dependiendo el procedimiento, los costos van desde los $150 hasta los $500.

En cuanto al estilo de cortes que se realizan, las barberias clásicas suelen hacer cortes de cabello clásicos, al estilo militar o Elvis, sin embargo, las Barber shop se especializan en cortes modernos, poco comunes, artísticos y urbanos.

“En lo personal, me gusta venir a la barbería de siempre porque aquí ya saben cómo y cuánto cabello cortar. Me gusta lo simple, un recorte de cabello y la barba totalmente rasurada con la navaja”, afirma Francisco Suárez, cliente regular de la barbería clásica “La barbería”.

Al entrar a una barbería tradicional nos damos cuenta de que la mayoría de los clientes son señores mayores, de entre 40 y 80 años, suelen ser clientes frecuentes y conocen al dueño del establecimiento. El ambiente es agradable y tranquilo puesto que a la par de las conversaciones sobre politica, futbol o historias de vida suena a un volumen bajo alguna radio o televisor.

“He estado visitando distintas Barber shop, creo que si le buscas puedes encontrar unas muy buenas a buenos precios, la verdad, yo me hare cliente frecuente de ésta…”, explica Marcos Juárez, cliente de la Barber shop “Old school”.

En cada tipo de barbería existen algunas otras diferencias, por ejemplo: Las barberias clasicas abren más temprano y cierran más temprano, además de que el tiempo que dura el barbero en realizar su trabajo va de los 30 a los 60 minutos, no obstante, las Barber shop abren un poco más tarde, pero cierran más tarde, además de que el tiempo promedio que dura el servicio que realizan va de una a dos horas y media (Dependiendo el paquete que se haya elegido).

Existen opiniones muy divididas entre los hombres que prefieren asistir a las barberias tradicionales y los que asisten a las barberias modernas. Algunos piensan que al asistir a un lugar en donde masajean la cara, exfolian y colocan mascarillas los convierte en una mujer más en un día de spa, sin embargo, otros consideran que no es algo malo, sino que es relajante y no les resta heterosexualidad.

De cualquier forma, el auge de las barberías no se trata de una moda pasajera, sino de una tendencia del cuidado de la imagen personal en los hombres que retoma técnicas de las barberías tradicionales, sumándole servicios como spa, barra de coctelería, o hasta servicio de regeneración capilar.

Ahora cada vez que escuches la palabra “Barberia” ¿Pensarás en una de las barberias clásicas o en una Barber shop? ¿Cómo veras al barbero, como un señor de bata corta blanca o una chava con un bonito tatuaje de un lobo en la muñeca?

Ambos establecimientos tienen sus propias cualidades y desventajas, depende de ti escoger si quieres el servicio clásico en el que te recortan el vello, te colocan una toalla caliente para ablandar la barba y después de rasurar te quitan el jabón con otra toalla limpia para concluir frotando alcohol y crema humectante en tu cara o prefieres las nuevas técnicas que se emplean en las Barber shop, en donde no solo hacen eso sino que preparan tu piel con un poco de vapor caliente, te exfolian y te ponen la mascarilla de tu elección antes de realizar el proceso de rasurado mientras te lavan el cabello con productos que contienen una fragancia masculina.

Modificado por última vez enMartes, 30 Abril 2019 17:50

Reportajes

Barberías clásicas vs Barberías modernas (Barber shop)

Por Alicia Fernanda Pacheco Guerrero

México.- Al escuchar la palabra barbería, seguramente viene a tu mente la imagen de un...

Pirotecnia de Tultepec crea obras artesanales efímeras hechas de fuego

Por Gerardo Avendaño

Tultepec, Méx.- El conocimiento de física y química de los artesanos pirotécnicos de Tultepec, combinado...

Helados "Mi Juanita" deleitan el paladar de famosos como Gene Simmons

Por Elizabeth Escobar Lima

México.- “Mi Juanita” es una exitosa nevería que por tres generaciones ha deleitado el paladar...

Incendio en guardería ABC es la mayor tragedia infantil de México

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Hermosillo.- En la historia moderna de México, no existe tragedia infantil más grande que el...

Hipotecado, dividido y con éxodo de militantes, PRI elegirá nuevo líder

Por Luis Carlos Rodríguez

México.- Con la hipoteca de uno de sus principales inmuebles para pagar los gastos de...

México, sin cifra oficial de desaparecidos

Por Norberto Gutiérrez

Por Flor Goche México, 29 Ago (Notimex).- En el tema de desaparición de personas en México...

Gas pimienta e inmovilizadores, armas de doble filo ante intento de secuestro

Por Mariángel Calderón

México.- Inmovilizadores eléctricos que parecen brillantes labiales, diferentes envases de gas pimienta y hasta navajas...

Protesta, ira y diamantina

Por Agustín Lozano /Foto: Isaías Hernández

México.- La protesta en el Metrobús Insurgentes de la noche del 16 de agosto donde llovió...

El maltrecho PRI, ¿rumbo al autoexterminio?

Por Mesa de Redacción

México.- La noche del dos de julio del año 2000, cuando los foxistas y la...