Descubriendo la Vasconcelos | Infórmate Diario

Sábado, 23 de septiembre de 2017 | 03:55 | Año XVII | No: 6142 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
esarbgcazh-CNzh-TWcsdaentlfrdeeliwhuitjakonoplptruslsvtrukvi
A+ A A-

Reportajes

Descubriendo la Vasconcelos

 

México.- En la delegación Cuauhtémoc, a un costado de la antigua estación de ferrocarriles Buenavista. Entre el bullicio del tráfico y lo abrumador de una plaza comercial de gran afluencia, se levanta imponente un edificio de grandes cristales y hermosa arquitectura, que desde el año 2006 resguarda cautelosamente una de las colecciones literarias más importantes del país, la cual asciende a poco más de 600 mil ejemplares.
A pesar de tener distractores a su alrededor, la obra del arquitecto Alberto Kalach logra captar la mirada de cualquiera; y es que su diseño modernista de grandes ventanales, invita a descubrir los tesoros minuciosamente clasificados entre sus muros, muros que hoy en día dan cabida a uno de los lugares culturales más importantes de la Ciudad de México, la Biblioteca José Vasconcelos.
Frente a la entrada principal del recinto, se observa a jóvenes y niños acompañados de sus padres, que no lograron resistirse a la insinuación del lugar y se muestran ansiosos por recorrer cada uno de los pasillos. Qué mayor prueba de la mística del sitio, que en un sábado al medio día logre congregar a un grupo de adolescentes que bien pueden estar realizando cualquier otra actividad, y no ser una de las 6 mil personas que día a día que caen presas de los títulos que se pueden consultar en este espacio.
Al cruzar las puertas de cristal que dan la bienvenida, es imposible no quedar maravillado con los siete pisos de estanterías de acero colgante, que resguardan los libros de la colección general y de consulta, los cuales se encuentran a disposición de todo el público de forma gratuita. De inmediato da la sensación de estar en alguna película de ficción, pues la modernidad de sus estanterías rompe con el concepto clásico y aburrido de una biblioteca, evocando el viaje a un laberinto lleno de conocimiento y del cual no hay retorno.
De primera impresión parece abrumador y complicado para sus visitantes decidir cuál será el primer paso dentro de este gigante de vidrio, mármol y acero. Pero un cartel con la palabra “Información” los guía a una pequeña mesa de madera, donde sonriente se encuentra una mujer con un chaleco color rosa, y una pequeña placa que pone al descubierto su nombre, Ericka.
Ella simula ser un salvavidas para los que lucen perdidos entre los 38,094 m2 que abarca el lugar. Y en el que al menor descuido, una ola inesperada podría arrástralos a la biblioteca infantil, a la sala multimedia, al área de cómputo, al salón de usos múltiple o a la sala de braille. Sitios con los que también cuenta esta inmensa construcción y que constantemente ofrecen talleres o conferencias de forma gratuita para enriquecer las actividades culturales dentro del titán arquitectónico que es la Vasconcelos.
Tras recorrer algunos metros, justo en el centro de la hilera de estanterías de acero, abruptamente se visualiza suspendido sobre los invitados, el esqueleto del mamífero más grande del planeta. Quién esperaría ver en el corazón de una biblioteca los restos finamente organizados de una ballena gris. Un esqueleto que mide 11.69 metros y es obra del artista plástico Gabriel Orozco, la cual tituló Mátrix Móvil y hoy en día es el ícono del inmueble. El móvil reta la imaginación de niños y adultos, ya que parece tomar vida en cualquier momento.
Un joven sube rápidamente las grandes escaleras que se encuentran debajo del cetáceo, para llegar al primer piso y tomar uno de los ascensores. Lo hace con tanta familiaridad que hasta parece que el lugar lo reconoce. Unos segundos después, un pequeño elevador de metal abre sus puertas para llevarlo al último piso. Otras personas optan por las escaleras de acero, que aunque se miran desafiantes suspendidas en el aire, no son un impedimento para los que están ansiosos de descubrir hasta el último ejemplar de cada estantería.
Psicología, Filosofía, Religión, Ciencias Sociales, Lenguas, Bellas Artes, Literatura, Historia y Geografía, son algunas de las clasificaciones que se leen sobre las estanterías y que los rayos del sol que atraviesan los ventanales, parecen iluminar de forma estratégica para ayudar al lector a encontrar en alguno de los siete pisos, el ejemplar deseado.
Caminar sobre los pasillos resulta fantástico, el lugar tiene una vibra que transmite tranquilidad. La Vasconcelos, como la llaman sus asiduos visitantes, resulta no sólo ser una biblioteca tradicional, más bien, es un lugar de encuentro para quienes gustan de socializar, adquirir conocimiento y relajarse. Un sitio donde la cultura está al alcance de cualquiera y que ofrece un viaje maravilloso en cada título que se resguarda entre sus enormes cristales. Un mar de conocimiento donde es fácil perder la noción del tiempo al abrir las páginas de uno de sus libros.

Relacionados

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Reportajes y Especiales

Prev Next

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Infórmate.com.mx ©2000-2017. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.