Y la historia se repite: Fuerza y solidaridad ciudadana | Infórmate Diario

Sábado, 21 de octubre de 2017 | 12:27 | Año XVII | No: 6171 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
esarbebgcazh-CNzh-TWcsdanlenettlfrgldeeliwhuitjakonoplptruslsvtrukvi
A+ A A-

Especiales

Y la historia se repite: Fuerza y solidaridad ciudadana

 Momentos drámáticos en la escuela Enrique Rebsamen.Momentos drámáticos en la escuela Enrique Rebsamen.

 

México.- Pasaron 32 años. Este 19 de Septiembre, la Ciudad de México recordó el terremoto de 1985. Hubo ceremonia en el Zócalo, con el izamiento de la monumental bandera a media asta. Luego a media mañana un simulacro exitoso. La gente salió a las calles, con organización y calma, entre el ulular de las sirenas y el sobrevuelo de helicópteros.
A las 11 de la mañana. Nadie imaginó que dos horas con 14 minutos después se volvería a vivir el horror de un terremoto. Caos, miedo. Sensación de inseguridad… Pánico.
Horror e incertidumbre, sentimientos solo superados por la solidaridad de los ciudadanos, que como hace 32 años, una vez más actuaron con mayor rapidez que las propias autoridades. La ciudadanía formó la primera cadena de ayuda.
Pero esta vez hubo muchas diferencias.
En 1985, el gobierno estaba aislado. El presidente Miguel de la Madrid tardó en reaccionar por la falta de información. Hoy los reportes llegaron con gran rapidez. El presidente Peña Nieto —en viaje a Oaxaca— ordenó suspender su gira y regresar a la Ciudad de México para hacer frente a la situación de emergencia.
Aún así miles de capitalinos ya estaban en las calles auxiliando a las víctimas, rescatando personas de los escombros. Dirigiendo el transito vehicular, realizando cortes viales o apoyando a esos héroes anónimos, improvisados rescatistas.
El primer reporte de un edificio derrumbado se recibió del número 288 de la Avenida de Alvaro Obregón en la colonia Roma. Ahí se concentró la ayuda federal. Marinos y militares. Los reportes fluyeron minuto a minuto. El C-5 de la CDMX juro hoy un papel de gran importancia con sus miles de cámaras regadas por la ciudad.
A las 13.14, el movimiento telúrico sorprendió a los más de 8 millones de habitantes de la capital mexicana. Comenzó con una leve vibración trepidatoria que subió de intensidad. Luego cambio la fase y tuvo fuertes remezones oscilatorios. Los edificios en zonas como La Condesa, Roma, Del Valle y otras colonias hasta llegar a la zona de Coapa, crujieron. Paredes se resquebrajaron, cristales de fachadas cayeron con estruendo.
La alarma sísmica llego tarde… Tres o cuatro segundos. No hubo advertencia previa. La revisión de las cintas de seguridad habían de demostrar. La mayoría de las construcciones derrumbadas ocurrió al cambio de fase del terremoto. No hubo tiempo de nada, los edificios cayeron, un piso sobre otro. Muchos quedaron como sandwich.
En ese momento, como en 1985, no se tuvo conciencia del grave daño inflingido a la infraestructura de la ciudad. Fugas de gas —varias explosiones—, grandes zonas sin luz, ni servicios telefónicos, ni celulares. El transporte público y privado colapsó. Las redes sociales jugaron un papel primordial en la localización de familiares y amigos.
Entonces, se pasó del rumor a una cruda realidad un centro comercial en Taxqueña y Tlalpan se derrumbó; 47 edificios colapsados en la delegaciones Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Coyoacán y Talpan, entre ellos dos escuelas con graves daños. El Tecnológico de Monterrey y la Escuela Enrique Rébsamen, donde la tragedia se pintaba por la muerte de al menos 21 escolares.
Con el paso de las horas, la cantidad de fallecidos fue creciendo. La información fluía a cuentagotas. Eran demasiados los frentes por atacar. Había buenas y malas noticias. decenas de personas fueron rescatadas entre los escombros. Se uso en algunos casos tecnología de punta. con cada persona rescatada con vida, esos héroes anónimos estallaban en aplausos y júbilo.
Sin embargo la escuela Enrique Rébsamen ubicada en Villa Coapa, se convertía en el centro de la atención del mundo A media mañana —cuando habían pasado algo más de 20 horas del siniestro— se proceda al dramático rescate de una pequeña. La atención de México y el mundo se enfocó en la escuela destruída.

Sin embargo en un último reporte, este jueves, el subsecretario de Marina, Ángel Enrique Sarmiento Beltrán aseguró que en el Enrique Rébsamen “Hay indicios de que posiblemente haya una persona con vida”, pero desmintió la versión de la niña atrapada entre los escombros.

el funcionario informó que hasta el momento hay 11 menores rescatados, y 19 menores y 6 adultos fallecidos, incluida la mujer de 58 años cuyo cuerpo fue recuperado a las 05:30 horas de este jueves.

Hablar de personas fallecidas o desaparecidas, o de lesionados es difícil aún en estos momentos y no es que cada quien tenga sus cifras. Es que éstas son cambiantes.
Determinar los números llevará por lo menos 48 ó 72 horas más. Sin embargo las cifras corren y la sitúan en por lo menos 273 muertos. El mayor número en la Ciudad de México, Morelos y Puebla, con 73, 43 y 13 respectivamente. Sin embargo los daños se registraron tambien en el Estado de México y Guerrero, donde fallecieron otras 20 personas.
Esta es una historia que se reescribe minuto por minuto…

Relacionados

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Reportajes y Especiales

Prev Next

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Infórmate.com.mx ©2000-2017. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.