Sábado, 07 de diciembre de 2019 | Año XIX | No: 6948 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru
A+ A A-

Narcoterrorismo

Francisco J. Siller

Paco SillerEl presidente norteamericano Donald Trump dijo este martes en Washington que designará a los cárteles mexicanos de la droga, como terroristas, ¿los pondrá a la altura de Al Qaeda o el Estado Islámico? Si es así esa es una intención que se presume intervencionista, que no será aceptada por el gobierno mexicano.

El Canciller Marcelo Ebrard asegura que es inconveniente e innecesario que Estados Unidos declare terroristas a narcos mexicanos. Cuando se usa ese término es que Estados Unidos actúe directamente contra ellos donde quiera que se encuentren. Nunca vamos a aceptar que haya una acción directa de norteamericanos en nuestro territorio.

La percepción que tenemos los mexicanos por la violencia generalizada que azota el territorio nacional y la impunidad con que los cárteles de la droga actúan, ya trasciende nuestras fronteras. La política de abrazos y no balazos no está dando los resultados esperados por el gobierno mexicano.

No debe extrañarnos que el presidente Trump pretenda intervenir, sobre todo porque en su país hay un número creciente de consumidores de cocaina –sobrepasan los 10 millones–, que se surten principalmente de los cárteles mexicanos, eso sin tomar en cuenta otro tipo de drogas ilegales que son de uso común.

El estado mexicano ha sido superado por el poder de los narcotraficantes. El caso Culiacán es solo una muestra. Gran parte del territorio nacional esta bajo control de los capos de por lo menos siete grupos que operan en la Ciudad de México, Oaxaca, Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Sinaloa, Sonora, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz.

El actual gobierno debe dejar de culpar a aquellos que le antecedieron o a los consumidores en Estados Unidos, donde las políticas anticonsumo de opiaceos no dan resultados. Es la ley de la oferta y la demanda. Por cada kilo de droga decomisado, más de cien son distribuidos en las calles.

Si el asunto del muro en la frontera norte, fue un tema de campaña, hoy el narcotráfico será la nueva bandera que Trump enarbole para su reelección. Habrá presiones para el gobierno de López Obrador, al que se le acaba el tiempo para demostrar que tiene una estrategia eficaz.

Hace tres meses, la Casa Blanca difundió el contenido de un memorandum firmado por Trump, en el que palabras más, palabras menos, señala que México no esta haciendo la tarea para erradicar los cultivos de amapola, incautar drogas, abrir causas penales y embargar bienes a los traficantes.

El documento conllevó aparte de esa advertencia, una amenaza, pues Estados Unidos podría retirar la ayuda financiera y bloquear las peticiones de México en los organismos mutilaterales en los que este país tiene una gran influencia. Algo así como ocurrió con el asunto de los migrantes.

Así que no deberá sorprendernos si en un momento dado, el presidente norteamericano presiona para que López Obrador cambie su política y de una verdadera batalla a los cárteles de la droga, aunque allende la frontera no se haga nada para detener el trasiego de armas de su país para armar a los narcos mexicanos.

Business are business…

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Infórmate Diario.