Sábado, 05 de diciembre de 2020 | Año XXI | No: 7311 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocío Castellanos Rodríguez

Muertes: 108,863 ⬆︎

Contagios: 1,156,770 ⬆︎

Sospechosos: 400,102 ⬆︎

24 Hrs: 12,127+
 
Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

A ver si el dragado sirve

  • Pero hay que detener el mal fario de los tabasqueños
  • La historia dramática de cada año en los humedales

Francisco Gómez Maza

francisco gomez mazaA veces, este escribidor asume, con pesimismo, que el problema de las destructoras inundaciones que, año con año, padecen los tabasqueños, es insoluble. Que lo que tendrían qué hacer los gobiernos es trasladarlos de la planicie a las tierras altas chiapanecas.
La idea parece descabellada, pero tiene que haber un gobierno federal que detenga, por fin, el caudal bestial del río Grijalva que, cada año, destruye cientos de hogares y amenaza con destruir la capital del estado, Villahermosa.
Las cuatro grandes presas en la madre del río, a su paso por territorio chiapaneco –La Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas-, fueron construidas precisamente para proteger a Tabasco de la acción aparentemente irrefrenable de las aguas del Grijalva, pero son insuficientes. Pareciera que nada ni nadie puede contra la fuerza de la naturaleza. Es más, cuando las presas son desfogadas aumenta la peligrosidad del agua sobre las planicies tabasqueñas, y arrastra casas, toda clase de vehículos, reses, animales domésticos, ocasionando ingentes pérdidas.
Algo les falló a los gobiernos de la revolución. Las presas sirvieron para mover las turbinas de las casas de máquinas y generar hidroelectricidad. Pero la tirada de los gobiernos de la derecha era entregar todo a los empresarios particulares, privatizar la generación de energía eléctrica. Y callaron las impresionantes turbinas de las hidroeléctricas. Las casas de máquinas fueron cerradas. Aquellos complejos tecnológicos, que parecían del futuro, callaron.
A nadie, ni a De la Madrid, ni a Carlos Salinas – menos a éste -, ni a Ernesto Zedillo, ni a los de la docena trágica (Vicente Fox y Felipe Calderón, ambos de la extrema derecha), ni mucho menos a Enrique Peña (con la ideología criminal) les preocupó la desgracia de los tabasqueños. Prometieron resolver el problema, pero se enfrascaron en la misma corrupción del sistema político.
El 1 de este noviembre, por la depresión tropical “Eta” y el frente frío número 11, las cuatro grandes presas estuvieron a punto de estallar. Tuvieron que ser desfogadas. El agua, con toda su fiereza, llegó hasta las planicies tabasqueñas y afectó severamente diversos municipios de Chiapas y Tabasco, como cada año. Dañó viviendas e infraestructuras públicas como escuelas, y causó incluso pérdidas humanas.
De nada sirvieron las impresionantes cortinas de las presas. Es más, su desfogue contribuyó a hacer más penosa la inundación en aquella zona del oriente mexicano.
El sistema de grandes presas, aparte de estar vedado para generar electricidad, es ahora totalmente insuficiente para evitar las inundaciones de las tierras bajas. El sistema fue construido para tal fin. Para evitar la inundación. Pero el agua tiene memoria y siempre corre hacia abajo, a pesar de que el hombre le ponga atajaderos.
El presidente Andrés Manuel López Obrador cree que, dragando el lecho de los ríos, especialmente la madre del Grijalva, puede resolverse el problema. Este escribidor no es creyente. Con todo, no hay peor lucha que la que no se hace.
De acuerdo con el plan del mandatario, ahora la extracción de agua de las presas será permanente; con el nuevo plan de trabajo propuesto por él, se prevé un caudal ecológico y de protección civil, un dragado permanente de todos los afluentes en ambos estados. Para ello habrá que comprar dragas último modelo.
Se turbinarán de manera constante las aguas, lo cual será de bienestar ecológico y civil, por lo cual las hidroeléctricas, que eran operadas en las cuatro grandes presas, trabajarán de manera distinta, cuidando que no se llenen los embalses en los meses de lluvia y no se tenga la necesidad de turbinar más allá de lo que se necesita para generar energía, sin inundar la planicie tabasqueña. 
Como dijera el clásico, veremos y diremos. Aún quedan cuatro años, cuatro temporadas de ciclones y de frentes fríos, para comprobar si el plan de López Obrador sirve como él lo asegura.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Puntos de vista...

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Infórmate Diario.

 

Reportajes

En el amor comprado, ella pone las reglas

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- Como desde hace cinco años, María espera sentada sobre un banco de plástico la...

Donald Trump y su "negociación" de 512 días

Por Alejandro Salas

México.- Fiel a la estrategia que le ha redituado rentabilidad en su país -y críticos...

El Oro, una estampa del México minero en nuestros días

Por Arturo Monroy Hildegarde

El Oro, Mex..- Testigo de un glorioso pasado minero, el pueblo mágico de El Oro...

Tortura, llanto y desesperación en las cárceles migratorias de México

Por Movimiento Migrante Mesoamericano/The Exodo

México.- “¡Te vas a morir!, ¡firma tu deportación y vuelve a tu país!, era lo...

Bazar Cuauhtémoc de antigüedades, un homenaje a la nostalgia

Por Mesa de Redacción

* Lo que para algunos es basura, para otros es un verdadero tesoro Por Claudia Pacheco...

Baños de Nezahualcóyotl, el legado del rey-poeta para Mexico

Por Mesa de Redacción

Por Ivan Santiago Marcelo Texcoco, Mex.- Conocido popularmente como “Los baños de Nezahualcóyotl”, la zona arqueológica...

Comunidades indígenas, aún invisibles en la Ciudad de México

Por Mriangel Calderon

* De 68 lenguas originarias que hay en el país, 55 se reproducen en la...

Red 5G, carrera por la supremacía tecnológica

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México.- Personalidades de la política internacional, como la líder demócrata Nancy Pelosi, dicen que China...

A un año de su triunfo, AMLO divide opiniones hasta entre los suyos

Por Mesa de Redacción

* El mejor presidente de México, dice Monreal; mucho ruido y pocas nueces: PAN Por Elizabeth...