Lunes, 17 de diciembre de 2018 | Año XIX | No: 6592 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 10:50 AM UTC, Dec 17, 2018
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

El lenguaje dentro del doblaje

Ernesto Lezama.México.- Ernesto Lezama ha trabajado como director y actor en doblaje desde hace 36 años. Es un hombre con canas y con mucha vida, tiene una voz grave, pero suave a la vez; es un tono agradable al oído. Comienza la charla y cuenta que cuando se empezó a hacer el doblaje se escogió el “aparente neutro mexicano”, pero con la gramática argentina, por eso veíamos los “neumáticos”, el “mantecado”, la “soda”, la “torta” en lugar del pastel, entre otras cosas que actualmente ya se pueden ajustar.
Asegura que ahora ya no hay palabras prohibidas, antes “secuestro”, “robo” y “bomba” eran algunas, entre estas se encontraban las “cosas de drogas, sí, ‘snifear’ ja, ja, ja”, antes, en una pelea se decían cosas como “malnacido”; sin embargo, sí hay cosas que se tienen que cuidar para otros países, como “papaya” y “bragueta” pues son palabras mal vistas en Sudamérica, “cajeta”, por ejemplo, es una palabra fuerte para los argentinos.
Comenta que la censura en el doblaje existe solo por el cliente, menciona que cuando se realizó Los Soprano se hicieron dos versiones, la “decente” y la “indecente”; “yo como actor feliz haciendo la indecente”, explica; sin embargo, raras veces se pide eso, “porque esa es una maravilla del doblaje mexicano, lo que hacemos es exportar lenguaje” y por eso debe tratarse con cautela.
“La censura es equivocada aquí en México”, dice, cuando se ven caricaturas va en horario infantil incluso si se tocan temas muy profundos, principalmente en televisión abierta. Una vez tuvo que hablar a Televisión Azteca porque vio a su hijo ver Duckman, la cual es una serie “excelente, crudísima”, pero con muchas alusiones sexuales, “oiga, señorita, están pasando Duckman en barra infantil”, le explicó sobre su contenido y ella contestó que tienen un equipo para ver y clasificar los programas a transmitirse, él le dijo que no hicieron su trabajo, “yo la dirigí y le puedo decir de qué se trata cada episodio, y en todos hay alusiones sexuales, homosexuales, hay golpes, hay violencia familiar… de todo”, recalcó.
Expresó su disgusto por los albures dentro el doblaje y mencionó Las Tortugas Ninja, “¿cómo pasó esto?”, “se me hace muy divertido, pero no lo haría”, asegura que su problema es que el producto es para un público infantil que no lo entiende, e incluso ha preguntado a sus alumnos “¿Te gustaban Las Tortugas Ninja? ¿Y oías eso? ¿Y entendías?”, “Pues no”, también ejemplifica con un personaje de La vida moderna de Rocko, “Pezones ardientes”, dice entre risas, era muy mencionado, aunque los niños no lo entendían.
Lezama indica que el lenguaje se cuida bastante cuando es para “parvulitos”, pero si es para adolescentes y adultos se dicen cosas complicadas, es un problema debido a que cuando les piden poner más atención a las palabras se dificulta adecuar lo que ocurre en pantalla. Quien dirigió Dragon Ball era una mujer muy moralista, “no, Neto, no digas eso, está muy pesado, esto es para niños y no debe ser…”, y “en la imagen le caían los calzoncitos de las niñas en la cara”, dijo con enfado, en aquel tiempo los fanáticos no tenían tanto poder como ahora, hoy si reclamaran tantos cambios habría problemas.
Traducción y adecuación
Se encuentra sentado en el salón de clases donde es profesor con un café entre ambas manos y su cabello amarrado en chongo al mencionar que les pagan muy poco a los traductores, por eso el trabajo suele estar mal, han encontrado libretos “que son bajaditos del traductor de Google”, toca oír el producto en inglés y “ver qué tal”. Han pasado 20 años por lo menos que no encuentra un libreto cómodo. Los que hay suelen ser de Carlos Blanco, y, cuando ve que él tradujo, piensa “esto va a estar comodísimo”.
Sobre la adecuación de un chiste dice que el director va primero que nada, pues tiene que saberlo ajustar perfectamente, considera que “para eso es un mago, el más chingón de todos, José Alfonso Mendoza”, José Alfonso Mendoza ajusta los textos “sobre la marcha”, inventa chistes y los desarrolla sin problemas; esta labor debería ser de los traductores, pero el problema es el cliente, pues hay ocasiones donde no quiere ningún cambio “y entonces… ¿qué haces?, mas que ponerte de rebelde como Humberto Vélez, ‘¿Saben qué? Yo lo hago como me da la gana’, le mandaron cartas y cartas de que lo hiciera como venía en el texto y él dijo ‘me val madres, yo lo hago así´”.
Dice que en el caso de las groserías se juega según el contexto en el que se encuentren, ha tenido experiencias con directores que cuando el cambio es mucho dicen “vamos a darnos un descansito porque ya se me secó el cerebro” es necesario adecuarlo, “los gringos son muy mal hablados, pero eso sí, no salen de su fuck”, comenta. Ahora las empresas se pelean mucho por el respeto a la propiedad intelectual, si el señor Arvizu, quien hizo a Don Gato y su pandilla, lo hiciera actualmente “no podría meter tantas cosas”, ahora si no respetas la propiedad intelectual dicen “llamen a otro, llamen a otro”.

Cambios en la cultura a través del tiempo
El lugar está lleno de cortinas negras que reducen el eco dentro del aula, la gente lo saluda y se dirige a él con una sonrisa, “Neto”, así es llamado por sus alumnos y colegas, él menciona que el ajuste a la cultura es el objetivo del doblaje, el trabajo de un actor es dar una tonalidad, un matiz o algo que lo haga gracioso, pero por la cantidad de contenido afecta a las culturas latinoamericanas porque “es un martilleo de cosas gringas”, de gustos extranjeros.
Asegura que el problema del doblaje es “esa intromisión del imperio”, ya que todos queremos una “novia güera” y todos queremos el carro último modelo de gustos norteamericanos. Los videos mexicanos, por ejemplo, “los ves y dices ‘pobres cuates, estamos hechos mierda’, las mismas bromas que hacían los estadounidenses en los 50, ahora las hacemos nosotros”. “Es la penetración más brutal e invisible que tenemos”.
Explica que en México no se hacían anuncios en los años 50 y 60, se doblaban anuncios de Estados Unidos, los que doblaban los anuncios eran locutores quienes tardaban mucho debido a que no sabían cómo, no tenían la técnica, fue entonces cuando a algún creativo se le ocurrió llamar a un actor y a una actriz de doblaje, el trabajo que los locutores se tardaban en hacer durante un día, ellos lo hacían en cinco minutos, desde ese momento los actores de doblaje “se fueron para arriba” y ha funcionado muy bien hasta ahora.
Es un mercado, dice, es aterrador, pero le alegra que ha influido en matar a la industria de la televisión mexicana. Un pequeño desliz en la conversación lo exalta, “¡Pinches actores mexicanos! ¡Pinche televisión de mierda!”, compara a los programas cómicos mexicanos con los estadounidenses, los segundos son “más cultos, tienen mucha más preparación… hacen su tarea”, aquí en México es “vamos a echar desmadre a la tele” y sí, desgraciadamente es por imitación.
Considera que la actuación en cine nacional falla porque se ha visto tanto cine norteamericano que así lo quieren hacer nuestros actores, una burla un tanto molesta sale de él, “ay, hacen… la voz sin peso, ni nada… todo, como muy naturalito”, cambia el tono a una voz de admiración cuando menciona a los actores españoles, pues “fonema que pronuncian es con un peso maravilloso, palabra que mencionan es con un peso, con una verdad maravillosa”, los argentinos no se quedan atrás, “qué envidia de los argentinos”. “Aquí estamos en la prehistoria”.
La pérdida del doblaje mexicano ante otras casas latinoamericanas ha crecido por cuestión económica, comenta, pues se abaratan mucho los costos, y aunque para los clientes es más complicado recurrir a Sudamérica lo prefieren porque es “baratísimo”, en Venezuela trabajaban sin director, nada más estaban el actor y el operador, por eso hicieron Rescue 911 , que fue famoso porque los actores no sabían qué hacer, no sabían cómo hacerlo, les dijeron “hazlo igualito que oyes en el audio”, y, lo hicieron con “las tonalidades y cantaditos de los gringos ‘oh, cielos oh oh’, que fue histórico eso ja, ja, ja, histórico”, para ellos el costo era regalado.
Al preguntarle si el doblaje con regionalismos mexicanos enriquecía a Latinoamérica de manera cultural se realza su voz y comenta “¡No!, ojalá las enriqueciera, ¡ojalá!, pero no, nos empobrece”, resulta ser que aproximadamente el 80 por ciento del contenido que llega a México es contenido basura, “es lo que le gusta a la gente”, la cantidad es enorme, a sus hijos les prohibía ver muchas cosas, pero en otras casas de niños o incluso en la escuela lo veían todo.
Narra que en su trabajo como cuenta cuentos él hace fiestas infantiles y le molestaba ir a fiestas de gente adinerada, “qué niños tan asquerosamente irrespetuosos, salvajes, prepotentes… terrible” no quería ir a esas fiestas, evadió muchas, prefería ir a fiestas de gente que consideraba humilde, la pasaba bien, pero tiempo después hasta a los niños los veía distintos, “ya eran miradas de groseros, igual que los niños ricos de antes”, ahí se dio cuenta del cambio, ya no hacían caso, perdían la concentración rápido. Con un suspiro corto, nuestro narrador soltó un par de palabras: “ni hablar”.
Terminada la charla, una voz que puede ser escuchada por varias generaciones al leerse sale de sus labios: “Eso es to… eso es to… eso es todo, amigos”.

Reportajes

Artesanos poblanos llevan la Navidad a miles de hogares

Por Ángeles González Bretón. Corresponsal

Chignahuapan.- Con el constante trabajo de cientos de artesanos poblanos, las familias mexicanas visten su...

Peregrinos, cuando la fe y la devoción combaten al frío y el cansancio

Por Maríangel Calderón

*Se intensifica el arribo de peregrinos a la basílica de Guadalupe México, 11 Dic .- Este...

Expertos concluyen el Proyecto Chichén Itzá Subterráneo

Por Norberto Gutiérrez

México.- Investigadores de la iniciativa Gran Acuífero Maya culminaron la segunda fase de trabajo en...

El cine y las redes sociales elevan la venta de las artesanías mexicanas

Por Elizabeth Escobar Lima

* El artesano Francisco Espinoza dice que ahora se reconoce el valor que tiene cada...

Saturación, delincuencia y vagoneros, problemas recurrentes en el Metro

Por Raúl Adorno Jiménez

México.- Además de la saturación en las llamadas "horas pico", el Sistema de Transporte Colectivo (STC)...

Nuestros Talleres, innovador centro para rescatar la dulcería en México

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

  Tlaquepaque, Jal.- El Pueblo Mágico de Tlaquepaque ofrece a turistas y locales Nuestros Talleres, un...

El sueño americano se volvió pesadilla, migrantes inician regreso a sus países

Por Norberto Gutiérrez

México.- Personas con ollas de comida entran y salen de la Casa del Peregrino, a...

El sarape de Saltillo, hermosos amaneceres plasmados en su tejido

Por Norberto Gutiérrez

 * La prenda original debe ser de lana pintada a mano, explican artesanos Por Aura Fuentes Saltillo...

Correcto, mitigar el impacto de las comisiones bancarias a la población: experto

Por Mesa de Redacción

México.- La iniciativa de Morena de reducir o eliminar algunas comisiones bancarias, definitivamente va en...