Martes, 07 de julio de 2020 | Año XX | No: 7161 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Las complicaciones y dificultades de los adultos para adaptarse al Home Office

  • Escrito por Ariadna Flores, César Ruiz, Jennifer Gómez y Ximena Zacarías
  • Publicado en Miscelánea
  • 1 comentario

unnamed 3

México.- “Mi hija me insiste en que debo de empezar a usar la nube para no estar nadando entre tanto papel” asegura la contadora mientras batalla con la impresora de casa que no tiene la misma capacidad de respuesta que la que tenía a un lado en su oficina.
Fue el 24 de marzo que se declaró la fase 2 de la pandemia en México, donde la secretaría de salud pidió que la población se quedará en casa a menos que sea necesario la salida de algún integrante. Gracias a la medida anterior diversas empresas, permitieron que sus trabajadores continuarán con sus actividades laborales desde casa.
Generando que miles de personas tuvieran que adaptarse a una forma de trabajar distinta a la que estaban acostumbrados, incluso viéndose en la necesidad de comprar escritorios o equipos electrónicos. A pesar de que el concepto home office -o trabajo a distancia- no es nuevo.
Aunque trabajar desde casa pueda demostrarse beneficioso para las empresas y ciertos individuos, no cabe duda de que pone a prueba las creencias de los empresarios empedernidos, por ejemplo, el trabajador necesita un supervisor. Aunado a lo anterior los jefes no tienen tantas métricas para evaluar al empleado más allá de saber si se logró o no el proyecto o el trabajo a realizar.
En el caso de los trabajadores, una encuesta realizada por The Wellness and Productivity Project ha mostrado un incremento en las horas laborales en al menos 41% de los mexicanos, en donde se muestra un desbalance entre la vida fuera y dentro del trabajo. No solo eso, muchos casos reportados muestran que, a pesar de trabajar más, el sueldo de estos trabajadores a sufrido reducciones significativas. Debemos recordar que muchas de estas empresas no contaban con los recursos necesarios para ofrecer a sus empleados esta alternativa de trabajo.
Gabriela Martínez, secretaría particular del director de desarrollo nos comenta que realizar home office no le gusta, ha sido difícil entenderle a las plataformas a pesar de que trabajaba con sistemas tecnológicos, él lidiar con nueva tecnología tan avanzada a la que estaba acostumbrada, fue estresante para ella pero actualmente le entiende al 80%; cambio su vida y estilo de trabajar a pesar de que su horario es igual, la carga de trabajo aumentó, añadiendo el proceso que tuvo que pasar para acoplarse a las nuevas tecnologías.
Un estudio publicado en 2018 por Manpower reveló que 6 de 10 empresas mexicanas ofrecían una solución para sus trabajadores para realizar el trabajo desde sus casas, pero, en 2019 el 58% de los mexicanos decía no se sentía listo para poder hacer sus actividades laborales desde casa.
Tenemos que recordar que para poder trabajar de manera remota y hacer uso de las aplicaciones necesarias, es indispensable la contratación de un servicio de internet. En la Ciudad de México el 40% de los mexicanos no cuenta con este servicio por lo que se vería privado de poder acceder a sus actividades laborales, sin tomar en cuenta a los negocios informales.
Una de las grandes razones que se mencionan, es el asunto de la tecnología, específicamente con el internet. La gran saturación que se presenta en los servidores de internet genera problemas que los usuarios y trabajadores han tenido que enfrentar, además de mostrar complicaciones con las aplicaciones que son necesitadas por las compañías.
Retomando el hecho de que 6 de cada 10 empresas ofrecen la facilidad del home office realmente solo el 40% ha podido trasladarse efectivamente a un espacio virtual, del cual surgen complicaciones como manejo de horarios, incremento de horas, saturación de actividades.
Karina Navarrete de 33 años, periodista en el ayuntamiento del estado de Zacatecas, nos comenta: El home office es muy cansado, más cuando tengo que estar al 100% pendiente de un bebé, hacer la comida, la limpieza, atender las necesidades de mi niña de 8 años, las peticiones del trabajo, enfrentarme a las complicaciones de realizar trabajo en línea y atender necesidades las propias, es estresante y cansado.
En cuanto a los grupos de trabajo, podemos encontrar deficiencias en cuanto a las brechas en el uso de tecnologías, la comunicación y la coordinación entre los miembros del equipo, lo cual provoca que se generen nuevas formas de organización del trabajo, algo que usualmente no es sencillo acostumbrarse.
Es por esto por lo que la llamada cohesión y coordinación es la principal variable que se debe de perfeccionar en los equipos virtuales, las cuales, de acuerdo a la Revista Científica Electrónica Ciencias Gerenciales, se ven afectadas por dificultades como es la sobrecarga de trabajo, roles ambiguos y ausentismo. Las tareas se ven afectadas por una mala comunicación, la tecnología se limita con el conocimiento que se tiene de ella y a las personas les cuesta crear y mantener relaciones intrapersonales.
Es evidente que los trabajadores jóvenes (la gran mayoría) se adaptaron de manera rápida a este nuevo cambio en las empresas. Los trabajadores de una media de 35 años para arriba son lo que han sufrido las consecuencias, hay que tomar en cuenta que muchos tienen un uso escaso de la tecnología, pueden tener un celular, saber utilizar WhatsApp, poder llamar, enviar correo, pero el problema es cuando dentro de sus conocimientos tecnológicos se introducen nuevas aplicaciones, nuevas plataformas. Su adaptación puede ser tardía e incluso frustrante para ellos, pero a pesar que las personas más reacias a la tecnología se pueden descubrir beneficios de este método, que para muchos es nuevo.
Daniel Hernández con 25 años y empleado en el Instituto Nacional de la Economía Social, comenta: Es una experiencia completamente nueva tanto para mí, como para mis compañeros, en el sector público nunca se ha considerado en lo más mínimo la opción de hacer home office. Además, la mayoría también son personas de 40 años o más, la tecnología no se les da muy bien y se les ha complicado mucho.
Desde que esto comenzó me ha costado trabajo manejar mis horarios, tanto de “entrada” como de “salida” o el horario de comida. Todo se me movió por completo, pues por desgracia también muchos están trabajando más tiempo de lo acostumbrado.
Según el INEGI, en una nueva estadística sobre usuarios en computadoras entre él 10.5% y 15.1% en adultos de 35 a 54 años tienen uso de un ordenador. Por lo tanto, la idea anteriormente establecida sobre la dificultad de los adultos al home office, se evidencia, no hay interés de usar las nuevas tecnologías, nunca lo tomaron relevante o necesario, se acostumbraron a un estilo de trabajo muy clásico o común. Con esta nueva adaptación de trabajo la mayoría de los adultos son obligados a cambiar ese estilo de trabajo.
Basilio Castelán, de 47 años, trabajador de una empresa transnacional en el departamento de ventas, él nos refiere que trabajar haciendo home office ha sido un reto enorme, “me gusta porque estoy más cerca de mi familia, pero no me gusta porque siento que trabajo más.”
Castelán asegura que se despierta a la misma hora, como si fuera a la oficina y tiene que estar pegado a la computadora para cuando necesiten hacer una conferencia.
“A las 5 de la tarde, técnicamente finalizo mi labor, ya que son 12 horas de trabajo, e inició a las 5 de la mañana, pero a las 9 de la noche me vuelvo a conectar para hacer mis reportes y realizar mis gráficas.” - Castelán.
Para él es más complicado trabajar desde casa, con ello el concentrarse con todos los distractores que tiene en mano, le es más divertido ir a la cama y jugar con su hijo que concentrarse en el trabajo o por las tardes donde continúa con su labor concentrarse también le es imposible, escucha a los niños jugando en el patio, al señor del gas, al señor de la basura o al señor de los tacos de canasta.
Uno de los retos más grandes para él fue el adaptarse a las nuevas plataformas, comenta que le costó un par de semanas tomar el nuevo ritmo de trabajo, otro problema que le ha sido difícil es el de batallar con el internet.
Muchos factores negativos hacen el home office desagradable para la mayoría de las personas acostumbradas a ir a su lugar de trabajo, aunque es evidente que personas de diferentes edades están en desacuerdo, las personas adultas son las que más tienen este rechazó por la relación directa con la tecnología, mientras que los más jóvenes no tienen problema con esto, si no con el manejo de sus horarios o factores muy diferentes que no están relacionados con el uso de la tecnología. En general, la problemática va más enfocada con él tiempo, y las actividades extras al trabajo, saturación de actividades que incluso llega ser estresante.
Sin embargo, a pesar de todos estos obstáculos en el tiempo en que se ha tenido que trabajar de esta forma, se ha visto un incremento del 28% en la productividad de las empresas de acuerdo con la Confederación Patronal de la República Mexicana. Lo cual hace parecer que el llamado home office se una oportunidad para las empresas de poder renovar y en consecuencia mejorar la forma de trabajo de sus empleados.

1 comentario

  • ROCHA (Reims)
    ROCHA (Reims) Viernes, 05 Junio 2020 21:38 Enlace al Comentario Reportar

    Me encanta, está súper bien redactado, abarcan todas las posiciones posibles que se están presentando ante esta pandemia. Gracias por colocar los datos estadísticos! Ayudan mucho

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Miscelánea