Viernes, 28 de febrero de 2020 | Año XIX | No: 7031 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

La música del Silencio

mendozaPor Frida Betanzos

México.- La violista Yetlanezi Mendoza Jänsch ha formado parte de diversas agrupaciones orquestales, como la Orquesta Carlos Chávez, en la que fue violista principal de sección durante siete años consecutivos, la Orquesta Sinfónica Nacional, La Orquesta Filarmónica de la UNAM, entre otras. Actualmente es integrante de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el ensamble Zihua de Música Latinoamericana, del Cuarteto de Cuerdas de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), y otras. 

Recientemente, Yetlanezi Mendoza inició un proyecto de recopilación de música de mujeres compositoras de México y el mundo, el que ha presentado en algunas conferencias, y lo nombró: La música del Silencio, una forma en la que otras mujeres hacen referencia a las compositoras que no son escuchadas. Ella relata que se dio cuenta que después de haber trabajado  35 años en diferentes orquestas, fueron contadas las veces en las que se interpretó la obra de alguna compositora. No obstante, en entrevista, la violista destaca que a pesar de que el trabajo de las mujeres artistas no es valorado, México no está actualizado en la promoción de la cultura y la composición como profesión es lo más relegado.

Nos reunimos en un restaurante de la CDMX a la hora de la comida, ella habita en Hidalgo, sin embargo, por cuestiones laborales se encontraba en la ciudad, así que aprovechamos la ocasión para encontrarnos. Llegó al lugar con tiempo de anticipación que para mi llegada, tenía ya diez minutos esperando, me saludó como si fuéramos conocidas, mas, era la primera vez que nos veíamos. El ambiente fue tranquilo y la conversación abundante y fluida. Mientras comíamos me contaba anécdotas de su vida, de sus inicios en la música y todo el proceso de recopilación de obras que había hecho; me presentó su trabajo físico en unos engargolados que llevaba junto con algunos libros y programas de conciertos que había tenido, todos importantes para su trabajo de investigación.

- En la actualidad, ¿Considera que sea un caso específico de las mujeres que no se reconozca su obra musical, o sucede lo mismo con el sexo opuesto?

-La composición es lo más relegado que hay. Yo tengo un hermano, Arturo Pantaleón, que es un gran compositor y se ha abierto camino porque se fue a estudiar a Berlín, ya que en México las puertas las tenía cerradas y no le querían tocar sus obras. Pero bueno, es muy difícil que un compositor o compositora sobresalga a menos que tenga contactos. En otros países existe un respeto  por sus compositores y compositoras, han hecho un esfuerzo por recopilar su trabajo y por que sus piezas sean tocadas. Tristemente, nuestro país está en ceros, no se ha hecho nada de eso. La misma Sor Juana Inés de la Cruz era compositora, al igual que otras monjas de su época, sin embargo, no se sabe nada de su música o de su legado porque tienen  perdidos sus escritos.

La verdad que en México estamos por los suelos en cultura y no hay dinero para ésta; yo sé que se está viendo por la seguridad y está muy bien, pero sin cultura alrededor de nosotros, se va a perder al ser humano en este país. Lo que necesitamos es cultura, necesitamos relajarnos de tanto trabajo y la única manera es acercarse a cuestiones artísticas porque éstas alimentan tu espíritu, alimentan tu alma y puedes estar más tranquilo.

- ¿Qué opina acerca del papel que han tomado las mujeres en el arte en los últimos años?

- Yo que estoy involucrada en una escuela de artes y veo de todo, observo que hay mucho por hacer para que no se nos discrimine por ser mujeres. Es difícil, y se está luchando para lograrlo. Muchas veces te dicen "aquí está el espacio", pero no te dan la infraestructura, no te apoyan para montar la obra, con trabajo te elaboran un programa pero, ¿y lo demás?, todo es de a gratis, porque nadie te paga por hacerlo. 

Se han abierto los espacios poco a poco, ya hay directoras de orquesta como Gabriela Alatriste, Gina Enríquez o Alma Sira Contreras, por ejemplo; pero hay muchas otras que se fueron de aquí porque no hay apoyo.

La música de Gina, que al realizar un disco y que su música es muy armoniosa, llama la atención y se ha escuchado; pero de otras compositoras como Gabriela Ortiz que tiene varias obras, sólo de vez en cuando  se toca su obra de timbal. Yo creo que en una orquesta se toca una o dos veces al año una pieza de alguna compositora, pero no como los compositores, que se tocan todo el tiempo.

Te puedes abrir camino como mujer si te metes en un rollo político o si tu familia es adinerada, pero de otra manera, como Gina o Alatriste, que son muy buenas directoras, les ha costado muchísimo trabajo llegar a donde están. De hecho, Gina no vive de ser músico, compositora o directora, vive de otras cosas que no son la música, porque de compositor no se vive, no te pagan por ser compositor, tus obras no son remuneradas, a duras penas te las tocan.

mendoza 1- ¿Por qué cree que el trabajo artístico de las mujeres compositoras no ha sido valorado? 

- No es valorado porque existimos todavía en el patriarcado, hay un machismo alrededor muy grande que ha permanecido desde la edad media hasta nuestros días.

Hay mucho qué hacer para que no se nos discrimine por ser mujeres, se ha ganado terreno pero no tanto, sin embargo, se está sembrando la semilla y abriendo las puertas poco a poco. El movimiento de equidad de género nos está dando chance de hacer más cosas y yo creo que debemos aprovecharlo. Además, ya hay mujeres en puestos de jefas, quienes podrían abrirnos más caminos que antes no habían. 

Hay hombres más abiertos de las nuevas generaciones, hay otra mentalidad de hacer equipo entre el hombre y la mujer. Aún no se da totalmente pero ya se está dando.

- Al darse cuenta que, después de tantos años trabajando en orquestas, no se tocaban obras de mujeres así como se tocan las de los hombres ¿Cómo inició y cuál fue su proceso de investigación para recopilar la obra de mujeres compositoras?

- Empecé hace poco más de dos años, toda esta recopilación que realicé comenzó porque me gusta mucho la música barroca y quería averiguar si había mujeres compositoras de esta época,  e investigando, en el sistema encontré a Isabela Leonardo y su sonata duodécima de violín y clavicémbalo, lo que me inspiró a continuar investigando la obra de más mujeres.

En mis tiempos libres comencé a buscar en Internet música de mujeres compositoras, y de una que localizaba, me dirigía a otra y otra, podía pasarme horas buscando y encontraba mucha información. Empecé a nivel internacional, buscando a estas mujeres del barroco y de otras épocas, más tarde, investigué a mujeres latinoamericanas y mexicanas. 

Encontré un libro de unas españolas que se llama Crear Música, un grupo de mujeres que también se ha puesto a investigar, ellas se juntaron para hacer esta misma labor sin embargo, no sé si exista alguien más en México que haya hecho este trabajo, alguien más que haya tenido el gusanito; pero, por lo que he recopilado, ha sido de fuera, de las mujeres latinoamericanas y europeas, no de mexicanas. 

Pedí algunos libros de compositores, se los pedí a una amiga para saber qué información venía de las compositoras, me prestó unos 7 u 8 libros, de los cuales, en uno  se hablaba de dos compositoras en todo el libro, en otro, sólo de una. Te puedo decir que recopilé tres o cuatro compositoras de todos ellos. En realidad no se hablaba de las mujeres, yo quería recopilar a todas las compositoras mexicanas que pudiera pero no hubo información, la mayoría de información que obtuve fue porque la encontré en internet, pero en libros, no hay nada. 

- ¿Es un trabajo que ha realizado sola o ha obtenido apoyo de alguien más o de alguna institución? 

-A muchos se les ha hecho interesante el tema pero no hay nadie quien se quiera involucrar de lleno. Me han abierto lugar para conferencias, ha habido interés, pero hasta ahí, porque las conferencias que he dado, no son pagadas en realidad, se han dado porque realmente quiero sembrar ésto. Yo sola lo he hecho. 

- ¿Considera que esta labor de recopilación que está realizando logre obtener impacto en la enseñanza musical de futuras generaciones?

Sí y ya lo estoy viendo , lo estoy sintiendo porque de otra manera, no estarías aquí. Ayer, platiqué con una pintora para reunirnos entre artistas, quiere que yo imparta una conferencia en su espacio para las mujeres “fifís” que toman cursos de pintura,  dicen que les gustaría escuchar la conferencia para ver de qué se trata. Lo que les alienta a ellas a escucharme es que se va a hablar de  compositores barrocos, sólo ésto llamó su atención. A la pintora le gustó que expongo a compositoras desde la edad media hasta nuestros días, y esto les sirve a ellas para que se den cuenta que existen compositoras en la actualidad, nuestras compositoras que están vivas y que  es muy importante, que sepan que hay otro tipo de música, que se deben abrir, hay que evolucionar y actualizarnos. Este país no está actualizado, en cuestión cultural está todavía en otra era.

- ¿Qué métodos propondría  para implementar e incluir el trabajo de estas mujeres en la enseñanza musical?

- En su tiempo me dio mucho coraje saber que en toda mi carrera de música, en la historia de la música, no incluyeron a las mujeres. El libro que ya realizaron las españolas, junto con lo que he recopilado yo y otras asociaciones de mujeres, debería incluirse en todas las escuelas de música como parte de la historia universal. Hay que llevar este material y proponerlo a los directores de las escuelas, porque no puede ser que te den historia de la música y no se sabe nada de las mujeres. Así como hay libros de historia de los hombres, también debe haber de mujeres, ¿por qué no se les enseña a las mujeres lo que hacen otras mujeres? ¡nos engañan!. En toda mi carrera no existieron las mujeres y no es posible eso. Hay que hacer esa propuesta y creo que se va a dar y lo van a pedir en algún momento.

- Finalmente ¿qué resultados espera del público general y el ámbito artístico de esta labor?

- Ya estoy viendo los resultados, tengo una gran satisfacción y creo que es bueno que se escuchen las obras de las compositoras que ya no están, como Fanny Mendelssohn, la hermana de Félix, sus obras las tuvo que poner a nombre de su hermano; y hay muchas obras de mujeres que están puestas a nombres de otros o pseudónimos y que jamás  fueron reconocidas. Ahora, lo que se está haciendo con Fanny, es que se está rescatando su obra y se reconoce que le pertenece.

En este momento se está dando a conocer el trabajo de otras mujeres, y  tengo la gran satisfacción de que ya se están escuchando. Yo quisiera que en México se hiciera un rescate de todas las obras de compositoras mexicanas.

Modificado por última vez enDomingo, 19 Enero 2020 01:09

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Miscelánea