Martes, 21 de noviembre de 2017 | 09:32 | Año XVII | No: 6202 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
Spanish Arabic Belarusian Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Czech Danish Dutch English Estonian Filipino French Galician German Greek Hebrew Hungarian Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Slovenian Swedish Turkish Ukrainian Vietnamese
A+ A A-

Todas las Columnas

Octubre: Mes del Cáncer de Mama

SARA LOVERA

SARA LOVERA>> El gobierno de “el Bronco”, sexualiza sin miramientos

Hoy tenemos la certeza de que el cáncer de mama es la mayor causa de muertes por esta enfermedad en mujeres. La dimensión del problema rebasa a la imaginación. Probablemente se trata de una lucha institucional y de la población que nos obliga a redoblar cada esfuerzo. Se trata de la pérdida de vidas más acuciante del hoy.

Sabemos que el cáncer de mama es la neoplasia más frecuente en la población mundial, y la primera causa de tumores entre las mujeres, con un estimado de un millón 671 mil 149 nuevos casos diagnosticados anualmente, y con una prevalencia de seis millones 232 mil 108 mujeres que en el mundo viven esta situación.

En México, según datos de INEGI difundidos en febrero último, la muerte por cáncer de mama en mujeres de 20 años y más es de 15 mujeres productivas por cada cien mil habitantes mayores de 10 años. Se trata de la segunda causa de muerte en mujeres, más de 23 mil cada año. Tremendo.

La OMS sostiene que hoy la tendencia de la mortalidad es ascendente debido a una mayor incidencia de la enfermedad, por el aumento de la esperanza de vida al nacimiento, cambios de estilos de vida y la relación entre el cáncer y la obesidad. Estas son las líneas de prevención y no la desviación machista y ofensiva que, les cuento, ha dejado en evidencia al gobierno de Nuevo León.

Los gobiernos, la sociedad, tienen la obligación de expresarse con gran respeto y preocupación. Pero también por razones económicas, ya que la morbilidad es altísima. La hospitalización y los nuevos casos cada año, representan una sangría de recursos. Urge entonces prevenir. El INEGI sostiene que 3 de cada 10 mujeres son hospitalizadas y atendidas por el sistema de salud a causa del cáncer de mama. Los datos son estables, a pesar de múltiples campañas, desde 2007.

Pero ¿Qué pasa? Que en estos días se redoblan las campañas de prevención, porque junto al tremendo fenómeno, se sabe que al detectarla a tiempo, es curable; muchas mujeres son salvadas, y sobreviven en condiciones de vida aceptables. Prevenir es lo más importante y eficaz.

Por ello extraña la campaña del gobierno de Nuevo León –que ahora dicen fue un error- , campaña evidentemente irresponsable y donde se lanzó un mensaje de doble sentido. Dos melones en la imagen, es decir llevado al nivel de una idea sexista muy popular y banalizada.

La respuesta en redes sociales – dice la revista Proceso – fue gigante. Criticada profusamente por la ciudadanía, que ha dejado clara la insensibilidad del Gobierno de Nuevo León. Imagen, como se nombra ahora, viralizada; con reacción en cadena, de las redes sociales a los medios formales de comunicación.

La campaña sobre la prevención del cáncer de mama del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, eligió acompañar la frase “Octubre. Mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama” con un par de melones rematados por una estrella, reprobada y con muchos comentarios.

Opiniones de algunas médicas, como Mónica Jassis de Baja California Sur, que la consideró indignante. O las de la periodista Erika Cervantes, y el asombro de otras muchas.

Y ante la reacción negativa, la campaña, se dijo oficialmente, fue retirada de las redes sociales por el gobierno estatal; sin embargo, se mantiene en su Facebook y se “viralizó”. Esto evidencia que ya ningún gobierno que tenga una visión discriminatoria hacia las mujeres puede ocultarse. Ni podrá ser impune, al menos mediáticamente. En otra imagen de la misma campaña, podía verse un sostén en un tendedero con la frase “Octubre Rosa. Cáncer de mama”.

En ambos casos, señala Proceso, y puede verse en las páginas oficiales del gobierno, ya no podrá ocultarse, aunque se incluya el ya bien identificado moño rosa que implica la lucha contra el cáncer de mama.

Una de las críticas a la campaña señala “que tener senos grandes no tiene nada que ver con el cáncer” y en cambio, hay otros elementos sustantivos, desarrollados durante años por las y los científicos y los y las comunicadoras. Cáncer de mama no tiene nada que ver con el físico y sí requiere de medidas de prevención, tanto individuales como colectivas e institucionales.
Y aunque a través del área de comunicación del gobierno, Rodríguez Calderón explicó que la publicación fue subida por error y que ya fue dada de baja, se evidenció esta mirada que ejemplifica lo poco que se ha logrado con los gobiernos de los estados en materia de reconocer y asumir como indeseable la desigualdad entre hombres y mujeres; es resultado lamentable de la indiferencia y la contratación de quienes hacen publicidad sin tener elementos de análisis sobre la condición de las mujeres, ni conocen el sentido de respeto de género.

Publicado por Vanguardia, el diario más serio de Coahuila, se dice que nada repara que abajo del indignante cartel con los logos del Gobierno de Nuevo León y la campaña de prevención “cinco minutos que salvan vidas”, lo que se puso en evidencia fue el carácter misógino y machista del gobierno de Nuevo León.

Liz Sánchez, encargada del área de Educación de la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), lamentó el matiz machista de la campaña que tiende a cosificar a las mujeres.

Agregó que “es una manera muy denigrante de abordar una problemática tan grave como es el cáncer de mama. Además se identifica lamentablemente ese tinte de violencia contra las mujeres que ha estado presente en muchos comentarios y declaraciones del gobernador”, recuerda.

La reacción en cadena incluyó otro comentario: “al ver esa imagen veo la lógica machista de la burla, cosificación y sexualización de las mujeres, más grave cuando hace ver que se trató como una cuestión de placer, al asociar los melones con los senos”.

Además, todavía peor porque se hizo con total falta de profundidad e imaginación. La campaña es plagio de una campaña que hubo en Canadá, hoy en Nuevo León; reproducida por el estado y la Secretaría de Salud.

Información estadística

En México en 2014, se registraron 11,372 casos nuevos de cáncer de mama con una tasa de incidencia de 22.56 por 100,000 habitantes mayores de 10 años.

En el grupo específico de mujeres de 25 años y más, en el año 2015 se registraron 6 mil 252 defunciones en mujeres con una tasa cruda de 18 defunciones por 100,000 mujeres. Las entidades con mayor mortalidad por cáncer de mama son: Sonora (28.6), Nuevo León (26), Coahuila (25.7), Chihuahua (24.8), Ciudad de México (24.7) y Sinaloa (22.2).

La edad promedio de presentación de los casos de cáncer de mama es de 54.9 años; la incidencia más alta en el número de casos se registra en el grupo de 50 a 59 años, con el 45% de todos los casos.

Además, la distribución de los casos de cáncer en relación a la edad muestra un incremento a partir de los 35 años, siendo el grupo de 50 a 59 años de edad quien registra el mayor porcentaje con alrededor del 30% de todos los casos registrados para el año 2014; la edad promedio de presentación de los casos de cáncer de mama es a los 49.2 años. Preocupante esa mira de los reyezuelos estatales, ahora fuera de la rendición de cuentas y la misoginia rampante. ¿Qué será de nosotras sin nosotras?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.entresemana.mx

Relacionados

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Reportajes y Especiales

Prev Next

Al minuto

Infórmate.com.mx ©2000-2015. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.
/* End of the file - index.php */