Jueves, 14 de diciembre de 2017 | Año XVIII | No: 6225 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 2:35 AM CST, Dec 15, 2017
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

Importancia del Estado de Derecho

Magistrado Élfego Bautista Pardo

Elfego Bautista PardoSi bien este espacio está dedicado al mundo jurídico, no podemos soslayar que lo que más nos preocupa a los ciudadanos es poder satisfacer las necesidades primarias de nuestras familias: techo, sustento, abrigo, educación a los hijos, atención médica, descanso y esparcimiento, lo que requiere salarios dignos y remuneradores y condiciones socio políticas propicias para que florezcan empresas, negocios y servicios. En resumen, la estabilidad política y social y el crecimiento económico del país,
No podemos ocuparnos sólo de la actividad económica sin considerar que para la estabilidad de México en todos los ámbitos, la eficacia del sistema jurídico es imprescindible. Parafraseando al gobernador del Banco de México, Agustín Cartens, diremos que el Estado de Derecho y la seguridad jurídica son elementos indispensables para que la economía funcione bien, y el funcionamiento moral y ético del entramado jurídico es reto que debe afrontarse en beneficio de los ciudadanos y la estabilidad del Estado.
Para estimular la inversión privada, nacional o extranjera, y salvaguardar los derechos de los connacionales, entre ellos el patrimonio, que tanto esfuerzo nos cuesta forjar, no basta contar con buena legislación, sino que ésta sea debidamente aplicada por los servidores públicos y, sobre todo, respetada por los ciudadanos; tampoco basta decir que en el país rige el Estado de Derecho, ni alardear de su fortalecimiento al detener un delincuente, o lamentarnos de su detrimento cuando se viola una ley, sino que hay que fortalecer el entramado institucional y la cultura jurídica ciudadana para hacerlo efectivo.
La realidad es que Estado de Derecho va más allá del número de leyes y su cumplimiento o no, es también el sometimiento del Estado al imperio de la propia ley.
Los factores del Estado de Derecho son la división de poderes, pero con efectivo sistema de control y equilibrio que permita el balance de poder y control de funciones entre ellos, es decir que ninguno pueda imponerse a los demás; elecciones periódicas democráticas y legales con participación efectiva de la sociedad; legalidad en la actuación de la administración pública mediante un sistema de responsabilidades de servidores públicos; Constitución que organice el poder político y establezca los derechos fundamentales, con garantías para que se hagan efectivos.
Es imposible hablar de Estado de Derecho si no existen esos elementos, y sin Estado de Derecho es imposible dar seguridad jurídica a los ciudadanos nacionales o extranjeros, y así contribuir a la estabilidad política, social y económica del país. La seguridad jurídica es, sí, una finalidad del Estado y de las principales justificaciones del ser de éste. Junto con el monopolio de la violencia legítima le permite instaurar y mantener el orden público y la paz social que hagan posible el desarrollo económico del país y la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos.
Es importante resaltar que más allá del entramado institucional requerido para que se considere que rige el Estado de Derecho en el país, para alcanzar condiciones económicas benéficas para todos es requisito indispensable la observancia general de las normas jurídicas y mandatos de autoridad, es decir que los individuos se muevan dentro de un marco de legalidad, con igual libertad y autonomía para desarrollar su vida en sociedad.
Si bien establecer seguridad jurídica es finalidad del Estado, no puede ser concretada sin la buena voluntad del individuo, que debe vivir dentro de la legalidad, sin violar los derechos de sus pares y estar totalmente comprometido a cumplir las obligaciones que contraiga en su vida en comunidad, consciente de que si pide prestado debe pagar, que si renta una casa debe dejar de habitarla al término o rescisión del contrato, y que, sobre todo, debe las cumplir determinaciones judiciales.
Siempre debemos tener presente que aun cuando las necesidades económicas sean las que más nos apremian, para que podamos satisfacerlas es indispensable la confianza en nuestro Estado, en nuestras leyes y, sobre todo, sostener nuestro compromiso de cumplirlas y respetarlas, ya que vivimos en comunidad y el desarrollo de la misma será imposible sin la participación activa y el respeto mutuo de todos y cada uno de los ciudadanos.
Así es el Derecho.