Martes, 12 de diciembre de 2017 | Año XVIII | No: 6223 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 11:20 AM CST, Dec 12, 2017
esafarbecazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

”Pepe Toño” hijo del Fobaproa e impulsor de los gasolinazos

*El candidato del PRI es apartidista, pero es el primogénito del PRIAN

Por Luis Repper Jaramillo*
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Luis RepperAl más dinosáurico estilo priista, que creíamos superado, el viejo PRI retomó sus fueros y a través del antidemocrático “dedazo”, el inquilino de Los Pinos, decidió por todos sus militantes designar a su candidato presidencial para los comicios del 1 de julio de 2018, al chaquetero, neoprianista, José Antonio Meade Kuribreña, cuya única gracias, que no política, administrativa, mucho menos partidista, es ser “miguis, miguis”, títere, palero, testaferro, incondicional del hombre que tiene el poder tras el trono (en este sexenio), Luis Videgaray Caso.
Así como en los tiempos de la “dictadura perfecta” en donde las decisiones para elegir al ungido, se tomaban desde Los Pinos, en 2017, se repite la historia y un panista, clonado a priista, con la anuencia de quien mueve los hilos en esta administración, Luis Videgaray se adelantó soberbiamente a su “Jefe” y 4 días asomó a Meade como el elegido para la madre de todas la elecciones: la presidencial.
Pero… ante esta indisciplina del “aprendiz de canciller”, el otro mexiquense quiso lavar la afrenta, pues desde marzo de este año, Peña se adelantó a posibilitar la ascensión del aun Secretario de Hacienda, modificando los estatutos del PRI para permitir que un “no priista” pudiera aspirar a la candidatura presidencial: el destinatario era, por supuesto, José Antonio Meade, pues como se recordará en el sexenio panista de Felipe Calderón, había sido titular de Hacienda.
Pero, tampoco era panista, navegaba con la veleta que lo llevara a surcar otros destinos y con el “triunfo” en 2012, de Peña Nieto, arrió banderas azules para, izar la tricolor, con el aval de su amigazo, Videgaray.
Entonces… si ya desde la Asamblea Nacional del PRI se había tomado la decisión peñista, ¿cómo era posible que el compadre se adelantara para destaparlo? cuando correspondía al priista número 1, tal honor.
Pero los cálculos de Peña le fallaron, sí, porque ignorando, despreciando, anulando a los tres sectores del partido: obrero (CTM), campesino (CNC) y popular (CNOP), no fueron tomados en cuenta y motu proprio lanza la piedra, esconde la mano y manda a su “candidato” a los lobos a mendigar el apoyo “popular”.
Según los títeres del PRI, no estaban informados los sectores –una mentira más de Peña Nieto- ante su decisión; pero resulta que cuando llega Meade a visitar las huestes populares a cada cede, la cargada estaba hecha: paleros, gritones, festones, porras, lidersuchos, coros… ¡vamos, hasta un corrido al amigo Pepe, Pepe Toño le tenían preparado!
Una simulación, un engaño del PRI/Gobierno, el destape adelantado… y luego el oficial, como distractores -un mejoral contra el cáncer- para esconder la verdad: la liberación absoluta de los precios de las gasolinas y el diésel, a partir del 1 de diciembre, cinco días después del “destape” o faramalla priista.
Tan mal está el PRI, que jaló por un apartisdista, ya que al interior no hay gente honesta, todos son corruptos y tenía que utilizar –este es el término correcto- para asumir el rango de títere de Luis Videgaray.

Seguramente más adelante las redes sociales, las filtraciones informarán de cosas que hasta ahora son secretas u ocultas de “Pepe Toño” Meade. La única ventaja que puede tener sobre el resto del priismo corrupto, por ahora, es que no se le conocen affaires, escándalos o lindezas.
¿Qué otra mala jugada escondía Peña y sus huestes para, justamente, a unos días de la liberación de los precios de combustibles, hacer su “destape”? Ocultar el robo de la elección a la gubernatura de Coahuila, en donde el Tribunal Electoral Local “a modo”, avaló el fraude dándole el triunfo –absolutamente cuestionado por los coahuilenses, los partidos de oposición, la gente inteligente- al tal Riquelme, que cree ganó el proceso al panista Guillermo Anaya.
Todo pasó, hicieron su show, medios de información afines juegan su juego, ignoraron el fraude en Coahuila y hoy tienen enfilados sus reflectores hacia Meade.
Es tan obvia la “cargada” mediática de ciertas televisoras, periódicos, estaciones de radio, revistas, espacios de la web en favor del PRI y de su “candidato”, que en sus espacios no tienen equidad. Se desbordan en posicionar al ungido, minimizando o ignorando a otros candidatos, como AMLO, y traen una campaña negra en contra de Ricardo Anaya, El Bronco, Mancera, Alejandra Barrales, y otros con notas negativas, entrevistas “pagadas”, comentarios maliciosos; pero no comentan que un impulsor del alza paulatina y posterior liberación de las gasolinas, el gas, fue José Antonio Meade, en su calidad de Secretario de Hacienda, incluso defendiendo las decisiones ante Senadores y Diputados, pese a que con documentos y hechos le demostraron que la Reforma Energética era dañina para la población.
No es tan albo el paso de Meade Kuribreña por la administración pública. Aquí las cosas: el “candidato” priista, es hijo de Dionisio Meade, quien fuera en 1998, diputado Presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, a quien tocó ser cómplice y responsable de la creación del Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), antecesor del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA) que dio paso el desfalco y robo más atroz de que se tenga memoria en México, cuando el Gobierno del priista Carlos Salinas de Gortari, defraudó a los mexicanos al “salvar” a los banqueros nacionales y extranjeros de la quiebra, con dinero de los mexicanos para capitalizar a las instituciones en bancarrota y ordenó inyectar al Sistema Bancario más de 552 mil millones de pesos, de nuestro dinero.
En ese entonces, José Antonio Meade, un tecnócrata del ITAM, fue habilitado como Secretario Ejecutivo del IPAB/FOBAPROA, y jamás hizo algo por recuperar para las arcas nacionales los dineros del pueblo que Salinas y Zedillo obsequiaron a los banqueros, industriales, comerciantes y empresarios (100 distinguidas familias millonarias), dinero público que nunca se recuperó.
Por eso digo que Meade Kuribreña fue parte del problema, no la solución del Fobaproa.
Algo más, en su efímero paso por la Sedesol, ya en el sexenio fallido del peñato, Meade fue tan gris e incapaz, que la prioridad del mexiquense de reducir la pobreza, no sólo fracasó, sino se incrementó en pobreza extrema, el “candidato”, no supo, no quiso o no pudo y hoy en México 53.3 millones viven en esa lastimosa situación, que según Coneval e Inegi, son quienes sólo hacen una comida al día, duermen en la calle, pepenan, mendigan dádivas y son discriminados, justamente por su situación.
Ni eso resolvió el “hombre del día” según el PRI, medios y columnistas oficiosos.
Por las venas de Pepe Meade, como dice su corrido musical (y no estaban preparados para el destape) corre sangre blanquiazul por haber sido funcionario de los sexenios de Fox y Calderón, pero la transfusión más importante se la hizo su padrino, líder, gurú, guía, mesías, e inspiración, Ernesto Cordero, el Senador del PAN y líder de la revelación panista en contra de Ricardo Anaya. 

Por eso y ante el colectivo social, José Antonio Meade Kuribreña, es el primogénito del maridaje PRI/PAN, consolidado hoy como PRIAN.
Como primera buenaventura por la designación a su correligionario, los panistas rebeldes Ernesto Cordero, Javier Lozano, Salvador Vega, Roberto Gil Zuarth, desearon al prianista éxito. En rechazo y venganza contra Ricardo Anaya, aseguraron que si para 2018 el “joven maravilla” es candidato presidencial por el Frente Ciudadano por México (PRD, PAN, MC) o se mantiene como Presidente del CEN del PAN, ellos y más allegados votarían por Meade, aunque represente al PRI/PVEM/PANAL/PES.
Si en el fallido sexenio de Peña a los mexicanos no nos fue mal, sino pésimo, seguro, en caso de ganar –cosa que dudo- el títere de Videgaray, no resolverá el ancestral retraso financiero, económico, de desempleo, pobreza y pobreza extrema, inseguridad, educación, salubridad, etc. porque a su paso por la alta burocracia ha dejado inconclusa sus responsabilidad. Nunca termina la encomienda Constitucional (así lo dicen el protestar el cargo) En el peñato lleva 3 secretarias botadas: Hacienda, Desarrollo Social y Relaciones Exteriores, en todas ha dejado más pendientes, que soluciones; es decir “aprendiz de todo, oficial de nada” ¿por qué esta vez sería la excepción?
En fin… Pepe Toño, será un candidato hechizo, no surgió de las bases priistas, fue impuesto, es cómplice del Fobaproa o desfalco nacional en favor de los millonarios, es responsable de los gasolinazos y hoy de la liberación de los precios de gasolinas y gas.
Es arrogante, antipopular y dócil títere de la corrupta dupla Peña/Videgaray. Y todavía el PRI se resiste a aceptar su decadencia… pues Enrique y Luis han colocado el último clavo en el ataúd de su partido y los mexicanos de bien el 1 de julio de 2018 darán el martillazo final para sepultar a la “dictadura perfecta”, experta en el el robo de elecciones.

 

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)