Jueves, 14 de diciembre de 2017 | Año XVIII | No: 6225 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 2:35 AM CST, Dec 15, 2017
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

Ya sé quién será el Fepade

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

francisco gomez maza>> El asesor de tesis… de EPN será entrevistado por la Comisión de Justicia del Senado

>> Eduardo Alfonso Guerrero Martínez es ahora magistrado del poder judicial de la CDMX

Dice el titular de Forbes México: “Asesor de tesis de Peña será entrevistado para encabezar la Fepade”.

Uy. Ichi, como dicen en mi terruño.

Si como asesoró a Peña en su tesis, aceptando el plagio va a tratar las denuncias que le presenten los partidos y la ciudadanía en contra de presuntos delincuentes electorales, en momentos en que lo electoral, esa efímera, falsa, imaginaria palabreja, es el tema en la vida de los mexicanos, que van a ir a las urnas a no sé cómo llamarle. Le llamaremos “votar”, cosa que a mí no me gusta porque en este México de tramposos y corruptos, lo que menos importa en unas elecciones es el voto de los ciudadanos, sino cuál es su precio en especie o en dinero.

Miren que noticia tan interesante. Enrique Peña Nieto fue un estudiante tramposón, Se fusiló su tesis de abogado. Y su tutor o asesor se lo permitió. Qué horror. Y después de leer y copiar de esos libros, no volvió a leer uno solo, como lo reconoció precisamente en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara hace unos años. La verdad no importa la fecha.

Pues este señor, el director de tesis de titulación del hoy presidente se presentará, el 6 de diciembre, ante senadores como uno de los 21 aspirantes a fiscal electoral. Quién sabe a quién se le ocurriría semejante barrabasada. Si al asesor o al alumno. Me da la impresión de que se le ocurrió al alumno, o sea el licenciado Enrique Peña Nieto, en agradecimiento a su maestro en plagio.

Y será la Comisión de Justicia del Senado la que lo examinará como parte de los 21 aspirantes a la titularidad de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la que fue echado Santiago Nieto, luego de afirmar -y posteriormente desmentir (por qué desmintió. -¿Amenazado? – que recibió amenazas de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, para cesar cualquier investigación en su contra por la supuesta intromisión de la constructora brasileña Odebrecht en el financiamiento de la campaña presidencial de EPN en 2012. Y de dónde pues salieron los miles de monederos electrónicos Monex con los que el PRI compró los votos para que el mexiquense se alzara con la victoria (pírrica victoria) sobre Andrés Manuel López Obrador, quien prefirió callar para no hacer olas, y sobre la panista Josefina Vázquez Mota.

El cese de Nieto, anunciado por el procurador provisional, Alberto Elías Beltrán, polarizó las cámaras legislativas y se buscó invalidar su remoción del cargo, pero finalmente el propio Nieto desistió de este intento. (Por qué desistió. Suena muy raro. Sospechoso tal desistimiento).

Esto obligó al Legislativo a iniciar el proceso para nombrar a un nuevo titular de la Fepade, en un contexto en el que el país tampoco cuenta con los encargados del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) ni de la Procuraduría General de la República (PGR).

Entre las inconsistencias que denunció Nieto, antes de desistir, está el que el actual subprocurador, Alberto Elías Beltrán, no está legalmente facultado para decidir su remoción del puesto, por lo que consideró necesario analizar “si un funcionario que ocupa provisionalmente esa posición tiene atribuciones suficientes para remover a un funcionario cuya designación recayó en este Senado de la República en términos del principio constitucional de división de poderes”. Pero lo que no dijo es que Elías Beltrán no actuó por su cuenta, sino por cuenta de mucho más arriba. De la cúpula de cúpulas.

Eduardo Alfonso Guerrero Martínez, magistrado del Poder Judicial de la Ciudad de México, fue el encargado de revisar el texto que Peña Nieto presentó para obtener su título de Licenciado en Derecho en la Universidad Panamericana (Híjoles. Ahí dizque estudian puros hijos de papi), que de acuerdo con una investigación periodística presentó partes plagiadas, generando un escándalo que llegó hasta la prensa internacional. El presidente negó tal acusación y justificó errores de estilo.

Pero Peña Nieto sí plagió parte de su tesis, como lo aclararon en su momento voceros de la Universidad Panamericana.

El mismo candidato a la FEPADE, en su oportunidad, en una entrevista para W Radio, aseguró que el 70% de las tesis del presidente fue original y que la falta de comillas, así como algunos errores en las citas podrían derivarse de fallos en el proceso de impresión de las empresas de transcripción. No podía decir otra cosa. De por medio está su suerte como ciudadano, como académico y como funcionario del poder judicial en la Ciudad der México.

Además, consideró que la investigación periodística, que descubrió el plagio del estudiante Peña Nieto, evidenciaba una “actitud de linchamiento y permanente hostilidad” de parte de Carmen Aristegui -cuyo sitio ha realizado diversos reportajes sobre el gobierno y el titular del Ejecutivo federal, como el de la llamada Casa Blanca. Ah. Investigar a los hombres públicos, que es obligación de los periodistas serios, es “una actitud de linchamiento”. Mentira que también lo bueno cuente, Lo bueno es obligación del funcionario. No tiene ningún mérito. Para eso se le paga. La noticia es lo que haga mal. Esa es la noticia, aquí y en cualquier país del mundo. Nunca se me hubiera ocurrido. Esa palabra no está en el Código de Ética, en la Deontología de los periodistas: Linchamiento. Pero bueno, Los políticos odian a los periodistas serios, aman a los periodistas vendidos, de los cuales hay vergonzosos ejemplos en la prensa escrita y sobre todo en la televisión. Los malos, o sea los que no se empinan, o no se ponen de candelero como decía mi tía Lolita, son los que hacen periodismo. Los otros, los a modo, lo que hacen es propaganda a cambio de un pago en efectivo o de perdida una comidita o un trago.

Doctor constitucional y administrativo con especialidad en filosofía jurídica, el asesor del alumno Peña Nieto será el sexto candidato que entrevistarán los legisladores el 6 de diciembre, que desde un día antes comenzarán a conversar con todos los aspirantes. Y casi estoy seguro de que los miembros de la Comisión de Justicia senatorial lo van a nombrar a él por órdenes superiores. Aquí el poder judicial no es otro poder. Es apéndice del poder ejecutivo. Qué vergüenza,

Guerrero Martínez y 20 aspirantes más buscan la vacante que dejó Santiago Nieto, quien fue removido del cargo, luego de afirmar -y posteriormente desmentir (por qué se echó para atrás. Esta muy sospechoso- que recibió amenazas de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, para cesar cualquier investigación en su contra por la supuesta intromisión de la constructora brasileña Odebrecht en el financiamiento de la campaña presidencial de EPN en 2012.

La situación polarizó las cámaras legislativas y se buscó invalidar su remoción del cargo, pero finalmente el propio Nieto desistió de este intento. Esto obligó al Legislativo a iniciar el proceso para nombrar a un nuevo titular de la Fepade, en un contexto en el que el país tampoco cuenta con los encargados del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) ni de la Procuraduría General de la República (PGR).

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.entresemana.mx