Sábado, 25 de octubre de 2014 | Año XIII | Número: 5078 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
Hilo de Noticias
27591482

Hay 759 lectores y un editor

Margot, una niña “súper héroe”

No es una princesa ni una damisela en peligro, sino un “súper héroe”, con uniforme reciclado e improvisado, una “M” pintada en la mejilla, y un búho de peluche como compañero; se trata de la nueva historia de Toño Malpica, presentada en la librería Gandhi de Miguel Ángel de Quevedo y galardonada con el Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2011.

“Podemos aprender mucho de Margot”, dice Lorenza Estandía, gerente editorial de la firma, “ella nos inspira de que las niñas de su edad (ocho años) son capaces de muchas cosas”. ¡Y cómo no! Si Margot, el personaje, vive en un vertedero de basura, y desde esa realidad, asume la tarea de poner su granito de arena para salvar al planeta. No obstante, no es una historia de moralejas, sino, de acuerdo al autor, “simplemente es”, y por supuesto que “tiene buenos deseos, porque siempre se desea mejorar al mundo”.

Dentro de la presentación, el también escritor, Jaime Alfonso Sandoval, “descifró” los “cuatro pasos para escribir como Toño Malpica”, que son los siguientes:

1.- Escribe mucho (cuenta la leyenda urbana de la literatura infantil y juvenil que Toño Malpica tiene en su estudio a mil monos para que le ayuden a escribir).

2.- Crea personajes poderosos.

3.- Sé diferente.

4.- Evita las moralejas obvias (por mucho tiempo se ha creído que la literatura infantil sólo precisa de diminutivos, un personaje tierno y una moraleja).

margotmargotNo obstante, Jaime Alfonso también menciona que “para escribir como Toño Malpica se necesita ser Toño Malpica”.

Cuando le toca el micrófono al autor, éste desmiente dichos mitos diciendo que no tiene mil monos encerrados… “sólo unos 650”; que no crea ni planea a los personajes poderosos a propósito, sino que éstos “lo toman a él por asalto y no lo sueltan hasta que los escribe”. “En el caso de Margot –confiesa- se ponía detrás de mí y me corregía, si algo no salía bien me daba de cachetadas”.

El punto de las moralejas también lo desmintió en su caso, al decir que desea que sus escritos contengan buenos mensajes, si bien tampoco los escribe con un estilo de aleccionamiento. En lo único que estuvo de acuerdo fue en el punto tres (el de ser diferente).

Tardó cuatro o cinco meses en escribir la novela, pues “cuando uno se enamora de una historia, se sienta a escribirla y ya”. Al tratar el tema de súper héroes reales, Toño opina que es lo deseable en los niños y que se pueden volver súper héroes con tan sólo hacer las cosas bien, tener valores.

Margot, por ejemplo, es un personaje muy especial, que a pesar de su situación, no se compadece nunca de ella misma… ni de los demás. Sino que lucha por salir adelante, y si ayuda a otros, lo hace de igual manera. A pesar de que su papá “tenga menos que nada” pues se fue a vivir al vertedero teniendo muchas deudas (de hecho dice: “cuando pague todas mis deudas, entonces tendré nada, pero ahora tengo menos que nada”).

El libro, dividido en veintiséis capítulos tiene la particularidad de que cuando termina uno, lleva al final del mismo el comienzo del siguiente, lo cual conduce a leerlo de principio a fin, aunque de acuerdo a algunos lectores, este recurso no es necesario, sino adicional, en Malpica, cuya literatura se distingue por ser siempre ágil e interesante.

Así, al leer “Margot, la pequeña, pequeña historia de una casa en Alfa Centauri” descubrimos que “Los súper héroes no escogen su destino”, que “los superhéroes nunca saben cuándo serán llamados a cumplir con su deber”, que “que los superhéroes también sueñan”, “que los superhéroes sí tienen sentimientos y son capaces de emocionarse”… y también: ¡que sus papás tienen derecho a preocuparse por ellos! (pero deberán respetar su honrosa labor), que no son cómo los pintan, que a veces tienen dudas, que hay que tomarlos en serio, que nunca renuncian a su deber (ni por mucho dinero ni por un montón de juguetes), que cumplido este, han de seguir su camino… y que finalmente, “a veces la vida te da limones”. Una historia valiente para inspirar a chicos y grandes.

RSS Syndicator

Campus Campus Ciudad Ciudad Deportes Deportes Dinero Dinero Escena Escena Estilo Estilo Mundo Mundo País País Política Política Turismo Turismo
Noticias en tu Correo
Obtener la barra de herramientas de Infórmate!Obtener la barra de herramientas de Infórmate!

The Best Bookmaker Betfair Review FBetting cvisit from here.

Infórmate.com.mx ©2000-2014. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.